Por la socavación del mar, hubo un derrumbe frente al Hospital Alvear

Cedió media calzada de la avenida Juan Ramón Balcarce que quedó señalizada con conos y cintas de peligro. Aún se espera la obra de muro de contención que está paralizada.

 

El muro de contención frente al Hospital Alvear se derrumbó sobre la noche del viernes, presuntamente por la socavación del mar debajo del terreno, y desde el área de Tránsito debieron cortar la circulación de la calle por seguridad. Afortunadamente no se registraron heridos ni pérdidas materiales, aunque la calle se mantendrá cortada hasta la reparación del terreno.

El viernes fue una tarde accidentada en la ciudad que mantuvo ocupadas a las delegaciones de Defensa Civil, Tránsito, Seguridad, Policía y Bomberos, ya que por un lado se realizaron rastrillajes para dar con el anciano desaparecido Victorino Joursin, también hubo un derrumbe de una obra en construcción en pleno centro con un obrero atrapado entre los escombros, por otro lado se produjo un incendio de campos en Laprida y además hubo un derrumbe frente al Hospital Alvear.

Al respecto de este último acontecimiento, alrededor de las 21 horas en la avenida Juan Ramón Balcarce frente al nosocomio cedió media calzada y en el momento decidieron desviar el tránsito por precaución. Si bien luego quedó abierta la circulación, el lugar quedó señalizado con conos y cintas de peligro. La zona en general es peligrosa para la comunidad ya que hay sectores sin contención sobre el acantilado de la costa.

Te puede interesar
COOPSAR brindará el servicio de cremación en Sarmiento

Obra inconclusa
A pocos metros del Hospital se encuentran apostados frente al mar los materiales de construcción que pertenecen a la obra de muro de contención y paseo costero. La obra se licitó en 2012 y fue adjudicada a la empresa CTC S.A., dio inicio en 2014 con fondos de la Provincia, en ese entonces con un presupuesto de 30 millones de pesos.

El muro de contención actual tiene más de 50 años, está deteriorado por los efectos erosivos del mar, y con la obra se pretendía dar una solución integral a ese sector de Kilómetro 3, a través de la colocación de un sistema de “tuercas” premoldeadas altamente resistentes que van debajo de la defensa costera y disipan la energía de las olas.

La obra se paralizó y retomó al año siguiente con un nuevo proyecto, donde se avanzó en el mejoramiento de la zona para evitar derrumbes. Sin embargo tampoco se finalizó, y seis años después el camino continúa degradándose y los materiales depositados en la costa se desperdigan y caen al mar, en un escenario de total abandono.

Comentar
- Publicidad -