Glinski asumió al frente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria

La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, acompañada por la titular de la Unidad del Gabinete de Asesores, María Cecilia Rodríguez, y el secretario de Seguridad y Política Criminal, Eduardo Villalba, puso en funciones al nuevo director nacional de esta Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), José Glinski. La ceremonia se realizó en la sala de conferencias Malvinas Argentinas de la Terminal C del Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini de Ezeiza.

“Me parece que la PSA es el ejemplo de que hay muchas formas diferentes y posibles de hacer una policía. Es distinta pero a la vez imprescindible en el esquema de las fuerzas federales de Seguridad actuales”, opinó Frederic y agregó que esta policía “surgió pensada para los aeropuertos y adquirió en sus 15 años un vuelo muy destacado en lo que hace a las investigaciones por lo que es muy requerida por la Justicia”.

Por otra parte, la ministra expresó que “la historia contemporánea de la Seguridad en la Argentina demuestra que la transformación es parte de estas instituciones que las pensábamos como fuerzas rígidas, conservadoras, tradicionales. La democracia nos ha mostrado que transformarlas, en un sentido responsable y no alocado, tiene buenos resultados y mejora el desempeño y la seguridad en un mundo complejo”.

Frederic destacó además que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, “confía en nosotros para conseguir de la Seguridad una política federal y de Estado. Es un gran desafío que se juega cotidianamente en lo que hacemos y también en las palabras que usamos”, dijo. Y refiriéndose al flamante director nacional afirmó que es un “protagonista central” en esta tarea: “Su trayectoria como integrante de la PSA me parece notable, por el recorrido de arriba hacia abajo. Hace de él una persona que está decidida a trabajar por lo que cree, por las políticas vigentes y no sólo por sus ambiciones”, aseveró.

Para finalizar la ministra sostuvo que la política de su cartera “está comprometida con la perspectiva de género y también con el bienestar y los derechos de quienes forman parte de las fuerzas de seguridad federales”, poniendo énfasis en la necesidad de mejorar las condiciones laborales diarias y atender “los aspectos más estructurales de esta crisis que estamos atravesando”. En este sentido, Frederic contó haber instruido al nuevo titular de la PSA a revisar la reglamentación que introdujo la obligatoriedad de hacer uso del arma de fuego fuera de servicio, “que funcionaba bien en esta institución en pos del cuidado del personal”.

Lineamientos de gestión
Luego de la jura, el nuevo director nacional recordó que la PSA nació “de la separación de la seguridad interior y la defensa nacional, con un mensaje claro de transparencia hacia el interior de las instituciones policiales y militares. Es un organismo que fue creado por necesidad de un Estado de derecho”, dijo.

Te puede interesar
Alejandra Saint Pe, a las 20

Glinski contó que fue convocado en los inicios de la PSA como un cuadro de gestión de la seguridad pública. “Me tocó la responsabilidad de trabajar en la intervención y de diseñar parte de la estructura organizacional y protocolos de actuación de los efectivos. Trabajé en seguridad preventiva, en áreas operativas y también hice trabajo administrativo”, señaló

Sobre su gestión, Glinski expresó que “la PSA está al servicio de la conducción estratégica del Ministerio de Seguridad”, y que las oficinas administrativas del organismo “están al servicio de lo operacional y no al revés”. Y agregó: “La seguridad es un derecho y es nuestra obligación garantizarla en su faceta preventiva como compleja; estamos para prevenir, conjurar e investigar delitos, no para hacer papeles”.

Por otra parte, destacó la incorporación de la perspectiva de género “para entender las desigualdades que hay entre hombres y mujeres al interior de la institución”, pero también “para entender el fenómeno delictivo”, dijo exponiendo el ejemplo de mujeres utilizadas como “mulas” para traficar estupefacientes, en general el último eslabón de las organizaciones delictivas. “Si no entendemos a quiénes responden esas mulas, difícilmente podamos ser exitosos en nuestra tarea que es investigar en profundidad lo que pasa con el narcotráfico”, manifestó.

En la ceremonia estuvieron presentes el Secretario de Comunicación y Prensa de la Presidencia de la Nación Argentina, Juan Pablo Biondi y el Intendente de Ezeiza, Alejandro Granados. Asimismo asistió el presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, el titular de Terminal de Cargas Argentina (TCA), Alexander Boot, la directora nacional de Migraciones, María Florencia Carignano, el Jefe del Estado Mayor General del Ejército, Claudio Pasqualini y el juez Javier López Bizcayar. También estuvieron presentes las máximas autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación y las nuevas autoridades de Gendarmería, Policía Federal y Prefectura. A su vez, se contó con la presencia de embajadores y representantes de la Argentina en el exterior; miembros del cuerpo diplomático, agregados policiales, de defensa, de seguridad y de comercio; autoridades de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y de las policías provinciales; integrantes del Poder Judicial de la Nación y del Ministerio Público Fiscal y dirigentes sindicales.

José Glinski, de 39 años, nació en Comodoro Rivadavia. Es licenciado en Ciencias Políticas, egresado de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA). De 2012 a 2013 se desempeñó como secretario de Seguridad de Chubut y en 2014 fue ministro de Seguridad de dicha provincia. Entre 2009 y 2014 fue coordinador de programas de seguridad preventiva en la PSA.

Comentar
- Publicidad -