La AMIA y Embajada de Israel pidieron que Mohsen Rabbani declare ante la Justicia

Galit Ronen

El presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum, y la embajadora de Israel en Argentina, Galit Ronen, pidieron que el ex diplomático iraní Mohsen Rabbani, acusado de ser el cerebro del atentado contra la mutual, se presente a declarar tras sus afirmaciones sobre la muerte de Alberto Nisman.

 

Eichbaum reclamó que el ex agregado de la embajada de Irán se presente ante la justicia argentina “para dar las explicaciones necesarias” sobre las acusaciones que pesan en su contra por su participación en el atentado contra la mutual judía, que dejó 85 muertos.

Para el titular de la AMIA, el ex diplomático iraní “se escapó de Argentina para no tener que dar explicaciones” y considera esa acción como una de los elementos que prueban su participación en el atentado.

“Nos sorprendió, es uno de los principales acusados de la peor masacre terrorista perpetrada en este país, prófugo hace un cuato de siglo, y alegremente da hipótesis como cualquier ciudadano común y corriente. Ese individuo debería estar rindiendo cuentas en la Justicia”, dijo el titular de la mutual israelita.

“Consta en el expediente que fue uno de los cerebros del ataque del 18 de julio de 1994 y que usó su inmunidad diplomática para agredir a una nación extranjera y cometer un delito de lesa humanidad, por el que las familias de las 85 víctimas fatales, y toda una sociedad, aún están esperando que se haga justicia”, aseveró el presidente de la AMIA.

Asimismo, Eichbaum sostuvo que “si Rabbani tiene intención de contribuir a la verdad, la Argentina tiene un servicio de justicia que le brinda todas las garantías para que comparezca en nuestro país”.

“Nos causó indignación escuchar sus declaraciones, que no hacen más que generar dolor e irritación, y recordarnos la impunidad con la que convivimos desde hace casi 26 años”, expresó el dirigente.

Te puede interesar
“El Sicario”: así lo llamaba Cristina Kirchner a Claudio Bonadio en su libro

Eichbaum advirtió que “en vez de dar una entrevista a la distancia, debe presentarse ante la Justicia argentina, con todas las garantías constitucionales que corresponden, para dar las explicaciones necesarias”.

Por su parte, la embajadora Galit Ronen destacó que Rabbani fue señalado por su participación en la planificación del atentado a la AMI y que, por este hecho, pesa sobre él una alerta roja de Interpol.

“Si el señor Rabbani tiene información para aportar o alguna situación para esclarecer, debería presentarse ante los tribunales argentinos”, dijo la diplomática.

“Hace más de dos décadas que las víctimas de los atentados esperan justicia”, mencionó Ronen en relación al ataque contra la mutual judía de 1994 como al atentado contra la embajada de Israel en Buenos Aires en 1992.

El titular de la DAIA, Jorge Knoblovits, también se refirió al tema. “Las declaraciones no deben ser mediáticas, deben ser judiciales. El testimonio de esta persona no es formal. Como imputado podría hacer revelaciones”, consideró.

“Rabbani es un mentiroso, es un terrorista, no le doy ningún tipo de crédito. Dice que pudo haber sido un homicidio o un suicidio, las dos, porque Nisman no tenía las pruebas adecuadas”, indicó.

Al presidente de la entidad israelita le llamó la atención el momento que eligió el acusado para hacer las declaraciones y que “asocie a Israel, a Estados Unidos y el atentado de la AMIA, en este contexto internacional, es volver al centro de la escena y eso es muy peligroso”.

Comentar
- Publicidad -