La Callejera sigue imponiéndose como fiesta popular desde Laprida

Como estaba previsto, en las primeras horas de este nuevo año, el festival popular La Callejera volvió a convocar a un público de todas las edades para disfrutar de música, danzas, un compartir -en la calle y en torno a una gran mesa- de comidas y bebidas pero, principalmente, de una reunión familiar de los vecinos del barrio Laprida, especialmente, pero abierto a toda la comunidad.

Con un gran avance organizativo, este año el festival popular que convoca al público de todas las edades, gracias a los diferentes espectáculos que se ofrecen y de la participación desinteresada de bandas que interpretan los más variados ritmos, el encuentro que celebra también un nuevo aniversario de realización, comenzó a media tarde del primer día del nuevo año pero se extendió hasta altas horas de la noche, en un clima totalmente festivo disfrutado por todos.

El lugar siempre es el mismo, sobre calle El Salvador “frente a la casa de Lila Morales”, una antigua vecina de la barriada lapridense que “presta su calle” para que la fiesta se instale con la participación libre y gratuita de todo quien quiera sumarse a celebrar de la música, los concursos, el karaoke o en definitiva, del reencuentro entre vecinos.

Este año con escenario y musicalización especial, La Callejera volvió a imponerse como festival popular -luego de comenzar hace casi 30 años como una fiesta de la familia Morales- y sigue creciendo con nuevos ritmos, con más participación y la misma alegría de siempre por celebrar la vida con la llegada de cada año nuevo.

Comentar
- Publicidad -