Un “volador especial” se sumó al espectáculo

Mientras la mayoría de los presentes en la Costanera se sumaba al recibimiento de los Reyes Magos y al espectáculo artístico-musical montado de la tarde dominguera, hubo otros muchos que se quedaron sobre la playa misma para disfrutar de las destrezas de un hombre que, con las más notables acrobacias, practicaba flyboarding a pocos metros de la costa y se convertía en la atención principal con su original show acuático.

El flyboard es una tabla aerodeslizadora, unida mediante mangueras a una moto acuática con la que se proyectan chorros de agua a presión que son manejados por el deportista a través de boquillas adosadas a sus botas y que, gracias a la destreza del practicante, puede orientar el chorro de agua para realizar diversas acrobacias.

A pocos metros de la costa y compartiendo la ductilidad de su manejo, el deportista ofreció un espectáculo que sigue siendo novedoso, pese a que son varios quienes practican la actividad en la zona y, durante varios minutos, se convirtió en el protagonista principal compartiendo sus “vuelos sobre el mar”.

Comentar
- Publicidad -