Un incendio fue sofocado en una vivienda de calle Ramos Mejía

Pocos después de las 19 horas de ayer se produjo un voraz incendio en una vivienda ubicada en Ramos Mejía 155, propiedad de la familia Azzi, el que en contados minutos provocó serios daños en la parte posterior del domicilio, aunque en principio intentó ser sofocado por el propietario del inmueble.

Debido a la densa humareda provocada por el siniestro, el jefe de familia -identificado como Eduardo Jorge Azzi- debió abandonar el intento de contener el incendio, visiblemente afectado por la humareda aspirada en el esfuerzo.

A pesar de ello, a los pocos minutos prestaba detalles de lo sucedido y de los integrantes de la familia a personal policial -el que en principio temía que hubiera quedado alguna persona en los fondos de la vivienda-, efectivos que se acercaron rápidamente al lugar, al igual que dos dotaciones de bomberos, personal de Defensa Civil y una ambulancia del Hospital Regional, convocada preventivamente para atender al propietario de la vivienda.

Debido al humo ingresado en sus vías respiratorias, se decidió un control exhaustivo preventivo de Jorge Azzi por lo que fue derivado al Hospital Regional, aunque finalmente ningún miembro de la familia Azzi sufrió consecuencias serias del incendio, pero sí fueron de consideración los daños causados, tanto por el fuego en principio, como por el accionar de la humareda provocada por las llamas que invadieron todas las instalaciones de la propiedad afectada.

Comentar
- Publicidad -