Aníbal Fernández: “Si en algún momento el Presidente me necesita, me buscará y estaré”

El ex jefe de Gabinete descansa junto a su familia lejos de las playas concurridas. Repasó la gestión del ex Presidente, destacó el rol de Cristina Kirchner en la vuelta del kirchnerismo y explicó por qué no es parte del gobierno actual.

A casi un mes del recambio en el poder, el ex jefe de Gabinete fue letal con el ex mandatario Mauricio Macri, destacó el rol de Cristina Kirchner y llenó de elogios a Alberto Fernández, con quien se mantuvo distanciado durante 10 años: “Cuando fue jefe de Gabinete tuvimos una excelente relación. Cuando se fue tuvimos chisporroteos y mantuvimos una década sin hablarnos. Un día lo agredieron junto a su mujer, en Patio Bullrich, y le escribí. Al poco tiempo nos juntamos en su casa a comer empanadas y charlamos un montón. Sin mirar para atrás. Tenemos una relación muy buena y la seguimos teniendo”.

¿Cómo se enteró de que Alberto Fernández iba a ser candidato presidencial?

—No lo sabía, para nada, yo hablé con él el día anterior y habíamos conversado de un montón de temas que no quería hablar por teléfono. Entonces le dije: “¿Tenés un hueco mañana?”. Y quedamos en vernos. Ese sábado, por la mañana, fui a Quilmes a ver a mi vieja y cuando vi el video comprendí lo que estaba pasando. Lo llamé para felicitarlo y le hice un chiste: “Che, me llamó Cristina y me dijo que se confundió, que el candidato era yo y no vos”. A la tarde nos vimos, fui muy contento porque Alberto es un presidente de verdad, no la porquería que tuvimos.

Te puede interesar
La FAO apoyará la lucha contra el hambre en Argentina

—¿No se enojó con él cuando el Presidente se volvió crítico del kirchnerismo?

—No, porque él se va por eso, porque no coincidía. Pero para que todo volviera a funcionar tuvieron que juntar esas ideas y a mí me alegra eso. Con Alberto debo coincidir en el 99% de las cosas.

—¿Y por qué no tiene un cargo público en su gobierno?

—Porque yo no estoy buscando trabajo. No busqué a mi amigo para que me diera un lugar, si él en algún momento me necesita me buscará. ¿Cómo le voy a pedir un lugar? Él sabe que si me necesita es como en el fútbol: si el técnico se da vuelta y me dice movete, estaré trotando para jugar en el puesto que necesite.

Comentar
- Publicidad -