Arribas nombró en planta permanente a 500 espías de la AFI antes de irse

El ex director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas ordenó el pase a planta permanente de más de 500 espías antes de dejar su cargo en el gobierno de Mauricio Macri.

La mayoría de ellos, 473 agentes de la ex Side, fueron nombrados dos días antes de las elecciones primarias del 11 de agosto último (las Paso).

La información publicada por La Nación surge de la intervención del organismo ordenada por el actual presidente Alberto Fernández y a cargo de Cristina Caamaño.

En total, Arribas firmó el pase a planta de 523 agentes desde agosto pasado, lo que representa gastos del Estado por casi 31 millones mensuales.

Esa cantidad de nombramientos representa casi un tercio del total de la plantilla de empleados de la AFI, según las cifras oficiales.

La formalización de espías realizada por Arribas en 2019 se extendió incluso después de las Paso, cuando su continuidad estaba comprometida por el resultado electoral. Cuatro días antes de las elecciones del 27 de octubre fueron oficializados otros 38 empleados y cinco días antes dejar la AFI, en diciembre, otros 12.

Arribas, amigo íntimo de Macri, acumuló 803 designaciones en el organismo y su gestión dejó 611 espías en planta permanente.

Esa cifra está conformada por personal de carrera -analistas, expertos en inteligencia- y por personal proveniente de las fuerzas armadas y de seguridad.

Te puede interesar
Nespotismo: intendenta kirchnerista nombró a su mamá como asesora

Arribas dejó una “megaestructura”

La intervención de la AFI que lidera la ex fiscal Caamaño deberá decidir en las próximas horas el futuro de estos espías. El decreto firmado por el presidente autoriza a la interventora a disponer el pase a disponibilidad de estos empleados si lo considera necesario para normalizar la situación dentro del organismo.

La nueva gestión también evalúa por estas horas el desempeño de varios de los directores que permanecen en funciones.

Comentar
- Publicidad -