Vecinos de Divina Providencia reclaman por los efluentes cloacales que circulan en el acceso al barrio

Piden que se concluya con las obras de pavimentación y entubado de efluentes cloacales en el acceso a Divina Providencia ante accidentes y los olores nauseabundos existentes que significan un verdadero foco infeccioso.Cansados por los olores nauseabundos que se tornan peores con el calor de la época estival vecinos de Divina Providencia reclaman que se concluya con las obras que comenzaron a llevarse adelante tras el temporal de 2017 que afectó toda la trama vial del acceso a la barriada y Saavedra, teniendo en cuenta que los efluentes cloacales circulan por el camino tornándose en un verdadero foco infeccioso.

En diálogo con Crónica, integrantes de la vecinal de Divina Providencia indicaron que aún no tienen respuestas y justamente el secretario de la institución, Luis Arana, expresó que “es lamentable para el barrio que una obra en la que se estuvo trabajando 3 meses quede inconclusa, podrían haber canalizado o entubado para que los efluentes no queden a la vista contaminando el ambiente, hay lauchas y moscas, sumado al olor nauseabundo.

Tenemos un río en medio del barrio y es insoportable”.

Asimismo mencionó que tuvieron reuniones con vecinos por este tema y otras problemáticas pero no se ha podido avanzar porque no se desarrollan los trabajos para sanear el sector y concluir con las labores y agregó que “también tenemos el problema de la falta de pavimento entre Saavedra y nuestro barrio, transitan los autos y se rompen parabrisas y lunetas por las piedras”.

Te puede interesar
Nueva “paisajística saludable” para los vecinos de Las Orquídeas

Por su parte, Carlos Benedetti, otro de los integrantes de la comisión directiva, planteó que “es una deuda vieja y pendiente que genera trastornos para el barrio, por más que vengan máquinas y se originen gastos seguimos teniendo una laguna de cloacas permanente y todo ello lo llevamos al barrio, necesitamos una solución definitiva para evitar este tipo de trastornos y enfermedades de aquí a futuro, estoy muy preocupado”.

Finalmente, Marisa Ojeda, otra de las vecinas y secretaria de la institución, consideró que “en estos días de calor se siente mucho el olor, es una problemática que nos afecta a todos, está en juego nuestra salud, y producto de la falta de obras se sabe que hubo accidentes, se cayeron autos, todos los que nos trasladamos por este camino que ya es paso obligado queremos que terminen las obras. Esperamos que esta nueva gestión lo haga, agradecemos al señor Linares pero aún falta”.

Comentar
- Publicidad -