Por decreto, el Gobierno dio un aumento de $4.000 al sector privado

El Gobierno nacional decretó una suba salarial de 4.000 pesos solamente para los trabajadores del sector privado, a cobrar en dos cuotas -$3.000 con el sueldo de enero y otros $1.000 con el de febrero- y a cuenta de futuros aumentos en negociaciones paritarias.

La medida dispuesta por el presidente Alberto Fernández tendrá un impacto real de bolsillo cercano a los 3.300 pesos. El decreto no incluyó a los empleados públicos nacionales ni a los miembros de las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

En los considerandos del decreto, que también firmaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, se afirmó que “la crisis económica (…) ha deteriorado sensiblemente el poder adquisitivo de los salarios”, lo cual perjudicó a los trabajadores y, en definitiva, profundizó la recesión de la economía, porque deprimió el consumo popular.

Además de los empleados públicos, en el artículo 4 del decreto presidencial se excluyó del aumento salarial a los trabajadores del campo y a las empleadas domésticas, pero se indicó que la situación de ambos sectores será analizada próximamente. “La idea es impulsar la recuperación de los salarios de los sectores más vulnerados”, dijo Moroni en una conferencia de prensa.

“El objetivo es dar un piso a las negociaciones paritarias. Y recuperar el poder adquisitivo. Con esta medida, habrá 1.300.000 trabajadores que estarán recuperando lo que perdieron el año pasado”, sostuvo el ministro de Trabajo. Y ante una pregunta de este diario, consideró que “cada provincia deberá resolver en forma autónoma” si seguirá o no la senda de incrementos salariales.

Comentar
- Publicidad -