Zaffaroni y Ferreyra, abogados de Evo Morales en causas que tiene en Bolivia

El depuesto presidente de Bolivia Evo Morales presentó a los abogados Gustavo Ferreyra y Eugenio Raúl Zaffaroni como sus asesores letrados frente a la “persecución jurídica” de la que es objeto en su país, donde ya acumula tres causas abiertas por delitos de sedición y terrorismo, entre otros, y en estrados internacionales.

Morales destacó en conferencia de prensa el respaldo de estos “grandes abogados, no solo de la Argentina sino de Latinoamérica y, quién sabe, del mundo”, e informó que también cuenta con la asesoría del exjuez español Baltasar Garzón para las causas que se puedan tramitar en tribunales europeos.

“Bolivia no es un estado constitucional; está fuera del mundo, es un estado donde no existe la fuerza regulada racionalmente, es de pura fuerza bruta”, aseveró Ferreyra, quien dijo que esta situación de Bolivia “es un llamado de atención al estado argentino, que de ninguna manera puede aceptar un eventual pedido de extradición [de Morales] que pudiera llegar desde ese Estado irregular”.

“El actual gobierno de facto de Bolivia no es reconocido por la Argentina, por lo tanto no debería responder a ninguna solicitud de ese gobierno”, señaló Ferreyra.

Luego el ex juez de la Corte Suprema Zaffaroni agregó que la Constitución argentina establece que no es viable conceder extradiciones de personas por delitos de sedición, que son de naturaleza política. “Y en segundo término, pensando en el estatuto del refugiado político, no es viable conceder la extradición de personas cuando en su país corre riesgo su vida, y hay jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación” en un caso de Perú, recordó.

Te puede interesar
Diego Lagomarsino: "Hasta ahora nadie de Gendarmería dio la cara en esta causa"

Por otra parte, Ferreyra y Zaffaroni destacaron que la Asamblea Legislativa boliviana no ha podido reunirse para aceptar o rechazar la renuncia que presentó Morales el último 10 de noviembre, “de modo que estamos frente al presidente constitucional de Bolivia, cuyo mandato vence el próximo 22 de enero”, al igual que el de todos los legisladores, lo que plantea un nuevo escenario.

Comentar
- Publicidad -