Última jornada del año con denuncia de secuestro, abuso y la muerte del violento

Durante la última jornada del año 2019 se conoció una terrible noticia que, lamentable y aparentemente, no tuvo la atención adecuada ya que había denuncias previas no solo por violencia doméstica sino que, también, por abuso sexual. Ahora, y sin que en principio se especificara durante cuánto tiempo, una mujer logra escapar de su cautiverio -junto a dos hijas menores de edad- acusando secuestro y golpes reiterados de su expareja.

Pero la oscura historia no concluye así sino que, cuando la mujer explicaba su situación y los hechos en La Casa, donde se dirigió para solicitar refugio, junto a sus hijas de 11 y 14 años, comienza a recibir mensajes al celular de su expareja, asegurándole que “ya no molestaré más”, lo que adelantaba otra decisión terminal del hombre, identificado como Boris Tiscornia Estada.

Al conocerse en detalle la situación, luego de que las tres mujeres fueran albergadas temporalmente en La Casa, se inicia la intervención policial dirigiéndose al domicilio donde había quedado el supuesto responsable de los terribles atropellos contra su expareja y una denuncia anterior por abuso sobre otra hija mayor de la mujer.

Al llegar al domicilio sobre calle Margaritas, el personal de la Comisaría Séptima -actuante por jurisdicción- se encuentran con que el hombre acusado, se había quitado la vida en una de las dependencias de la vivienda allanada, lugar donde había tomado la decisión de acabar con su vida ahorcándose.

Te puede interesar
Los éxitos internacionales de Rima y de Schankula y el homenaje a Cocha y Moldú

Más allá de la tremenda situación que le toca vivir a la mujer-víctima, junto a sus hijas, y de que no cuenta con familiares en la ciudad, el personal policial intentó solicitar la asistencia del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD) -como organismo auxiliar del Ministerio Público Fiscal- posibilidad que habría sido denegada por el fiscal de turno.

Comentar
- Publicidad -