Luque se reunió con el obispo Lahoz

El intendente Juan Pablo Luque se reunió con monseñor Joaquín Gimeno Lahoz en la víspera de un nuevo año, con la intención de aunar esfuerzos para actuar en la contención de los barrios. “Es necesario articular un trabajo en red con todas las instituciones de los barrios”, expresó.
Se trata de la primera reunión que el jefe comunal mantuvo con el obispo desde su asunción como intendente, aunque es la continuidad de un diálogo permanente con la intención de que la iglesia trabaje en conjunto con el Municipio y las distintas instituciones barriales en torno a la contención social.

En este primer encuentro protocolar, el intendente explicó que “pudimos avanzar sobre diferentes temas que tienen que ver con la realidad de nuestra ciudad desde el punto de vista social, sobre todo la preocupación de la iglesia respecto al tema de la pobreza”; aunque advirtió que “Comodoro tiene un municipio que trabaja mucho y el obispo lo reconoció, pero tiene la necesidad de seguir afianzando ese plan de trabajo en conjunto con las distintas diócesis de Comodoro”.

En este sentido, Luque expresó la necesidad de “articular y hacer un trabajo en conjunto permanente, tanto con el Obispado como con las diferentes iglesias de nuestra ciudad, como hacemos también con algunas iglesias evangélicas. Nos parece importante aunar esfuerzos para llegar entre todos al mismo fin”.

Te puede interesar
El intendente visitó y recorrió la clínica que construye el Sindicato de Camioneros

Asimismo, avanzaron en la intención de articular una red de instituciones barriales en donde cada organización pública y privada colabore con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los vecinos y atender las necesidades de cada sector. En este marco, el obispo Gimeno Lahoz advirtió que “si uno está en un lugar no puede prescindir de nadie. Me duele cuando en un barrio las instituciones no se conocen entre sí, no tienen vínculos, cuando lo ideal es que justamente el barrio trabaje en red, vea las necesidades que tiene y torno a eso priorice las necesidades”.

En esta línea, el obispo reconoció que “falta afianzar esto y tenemos que intentar unirnos, estudiar qué podemos aportar cada uno, qué soluciones presentamos que pueda ser posibles, porque no es cuestión de estar mendigando siempre”.

Por último, el encargado de la diócesis Comodoro Rivadavia, valoró la invitación que le hizo el intendente “para poder charlar, encontrarnos y ver de qué manera podemos colaborar para una ciudad mejor. Es positivo siempre encontrarse y dialogar porque nos ayuda a conocer las necesidades de cada uno. Ha sido la oportunidad de desear feliz año y una buena gestión”.

Comentar
- Publicidad -