Bebote Álvarez rompió la tobillera electrónica a martillazos y está libre

El barra brava de Independiente decidió arrancarse el aparato con el que era monitoreado durante las 24 horas.

Tras conocerse que la jueza María del Carmen Mora le dictó el cese de prisión domiciliaria con tobillera electrónica, el ex jefe de la barra de Independiente, Bebote Álvarez, decidió sacarse a martillazos y con un destornillador la tobillera electrónica.

Álvarez, que tenía una condena de tres años y medio de prisión por tentativa de extorsión al por entonces entrenador del primer equipo del club, Ariel Holan, aparece en un video rompiendo el dispositivo. Las imágenes fueron grabadas por una mujer que grita “vamos” cuando logra quitarse la tobillera.

Ahora muchos se preguntan si este es el primer paso para intentar recuperar la barra brava de Independiente, que quedó en manos del grupo de Dock Sud al mando de un hombre apodado “Caniche” y de una facción que tiene base en Berazategui comandada por El viejo de Bera.

No obstante, nadie sabe qué intenciones tiene Álvarez, sobre quien pesa derecho de admisión pero ya no tiene restricciones de movimientos porque la decisión de la jueza sólo implica que si decide ausentarse de la ciudad por un tiempo debe informarlo al Tribunal.

Por otro lado, Bebote enfrenta otra causa por asociación ilícita en el club. Según la acusación del fiscal Sebastián Scalera, la causa incluye la impresión oculta de los tickets, el manejo de las cuotas sociales, de bonos, de entradas de protocolo, de viajes al interior y exterior para ver al equipo, de la utilización de trapitos y de venta ilegal de merchandising y también de manejar los puestos de comida y bebida callejeros los días de partidos en la que se encuentra vinculado como partícipe.

Comentar
- Publicidad -