Comerciante denuncia “persecución” y demoras en los trámites de habilitación

Con reiterados pedidos para solicitar presencia de prensa en su local que en esos momentos se encontraba siendo peritado por personal policial y de Seguridad municipal, un comerciante de zona norte, identificado como Nicolás Vivanco, denunció la “demora burocrática” para otorgarle una habilitación permanente y una acción que califica de “persecutoria”, en momentos en que podría mejorar sus ventas por las fechas especiales.

Es que, según señaló, “una situación similar viví en vísperas de Navidad, con inspecciones solicitándome documentación que tengo, porque tengo todo lo que se me ha requerido para trabajar pero, en el caso de ventas de bebidas, con un permiso temporal por tres meses. En los últimos días hice el reclamo correspondiente y me dijeron que aún no estaba el cartón habilitante definitivo pero eso no es mi culpa; es una demora burocrática de quien la debe otorgar y que deriva en esta situación que afecta tremendamente a mi familia porque es de este trabajo, lícito, de lo que vivimos”.

Mientras Vivanco hacía su descargo, que seguramente tendrá excusa del personal interviniente, “mi casa y comercio se encuentra llena de policías, hay patrulleros y camionetas policiales. Me tratan como si fuera un delincuente, no sé, vendedor de drogas o quién sabe qué, y eso también me perjudica con los vecinos, con los clientes habituales de mi comercio que, repito, se encuentra con todo en regla”.

Seguramente en los próximos días se le darán las excusas oficiales por el accionar sobre el minimarket que, según sostenían, se debió a incumplir una medida que se le había aplicado pero, de hecho, lo que reclama el comerciante es “la falta de papelerío para realizar el allanamiento y según me dicen, me van a decomisar todas las bebidas que tengo en el comercio y eso, en estos días, es simplemente atentar contra mi libertad y necesidad de trabajar”.

Comentar
- Publicidad -