Por cinco robos lo condenaron a siete años y seis meses de prisión

Se homologó el acuerdo de juicio abreviado contra Roberto Ezequiel Álvarez quien fue condenado a siete años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo al aceptar su responsabilidad por cinco hechos de robo.

El jueves pasado se desarrolló la audiencia de homologación de juicio abreviado que tiene como imputado a Roberto Ezequiel Álvarez quien aceptó voluntariamente su responsabilidad y participación en cinco hechos de robo acontecidos el 30 de mayo y también la pena de siete años y seis meses de prisión efectivos impuestos.

La audiencia de homologación fue presidida por Jorge Odorisio, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Julio Puentes, fiscal general; en tanto que la defensa de Álvarez fue ejercida por Mauro Fonteñez, abogado particular del mismo.

El primer ilícito por el cual fue condenado Álvarez tuvo lugar el 30 de mayo cuando siendo aproximadamente las 4:30 horas junto a un sujeto no identificado, circulaban a bordo del vehículo Ford Falcon color Blanco, por avenida Polonia intersección calle Luis Pasteur de Comodoro Rivadavia, e interceptaron a la primera víctima quien iba caminando por dicha intersección. En ese momento descendió del vehículo del lado del acompañante el masculino no identificado, quien consultó a Tejada si sabía la hora y en dónde vendían vino, manifestando la víctima desconocerlo. Ante ello, el masculino tomó de la ropa a la primera víctima y exhibiéndole un cuchillo, le sustrajo; un teléfono celular marca Hyundai. Seguidamente descendió del vehículo del lado del conductor Álvarez le exhibió a Facundo Tejada un arma de fuego mientras le decía: «dame la mochila también o te quemo», sustrayendo todos los elementos y huyendo del lugar.

El mismo día aproximadamente a las 05:30 horas, Álvarez y un sujeto no identificado, circulaban a bordo del vehículo Ford Falcon color blanco, por calle Álamos y San Martín, deteniendo su marcha frente a la «Agrupación 29 de Octubre». Una vez allí, descendió del vehículo Álvarez e interceptó a la segunda víctima, con intenciones de sustraerle las pertenencias que esta llevaba consigo. Por lo que la segunda víctima de inmediato salió corriendo dirigiéndose hacia la parada de colectivos ubicada en intersección de la avenida Rivadavia y calle Tabaré. Ante ello Álvarez al no lograr su cometido comenzó a gritarle «gorra puta, cobarde, acercate, vení, para dónde te vas» y al no lograr detenerla, Álvarez y su acompañante se dirigieron a bordo del vehículo en el que circulaban, hacia la parada de colectivos en la que se ocultaba la segunda víctima, en donde descendieron del rodado, e inmediatamente, el acompañante de Álvarez con un cuchillo de hoja corta y Álvarez con un cuchillo tipo de gaucho intentaron amedrentar a una mujer que junto con su hijo menor de edad se encontraban en la parada de colectivos. Este accionar fue observado por la segunda víctima, quien se encontraba oculta. Esta llamó telefónicamente a personal policial, siendo observada por Álvarez, quien la amedrentó con un cuchillo con intenciones de sustraerle el celular, la víctima sale corriendo evitando así la consumación y dando aviso posteriormente a personal policial.

Te puede interesar
Le secuestraron dos armas a un juez santacruceño en Comodoro

El mismo día, los mismos protagonistas circulaban a bordo del vehículo Ford Falcon, color blanco, por calle Huergo y Pensamientos, del barrio Máximo Abásolo, detienen el rodado y amenazan a la tercera víctima con un arma blanca y le sustraen una mochila con diversos elementos de valor.

El cuarto hecho, los mismos protagonistas, el 30 de mayo de 2019, siendo aproximadamente las 6 circulaban por avda. Rivadavia y Pensamientos, de Comodoro Rivadavia deteniendo su marcha, y descendiendo ambos del vehículo, interceptaron a la cuarta víctima y su hija menor. Reducen a la víctima y le sustraen diversos elementos como una mochila, útiles escolares y un uniforme de Colegio. Finalmente ambos se dan a la fuga.

El quinto ilícito acontece el mismo día, sobre calle Duraznos, cuando Álvarez y otra persona no identificada circulaban en el automóvil ya descripto, se detienen en una parada de colectivo y mediante la utilización de un arma blanca despojan a la quinta víctima de un teléfono celular y diversos elementos de valor para luego darse a la fuga.

Calificando jurídicamente los mismos como “robo agravado, por ser cometido con arma blanca y por ser cometido con un arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede tenerse por acreditado, en concurso real con robo agravado por el uso de arma blanca en grado de tentativa, en concurso real con robo agravado por el uso de arma blanca, tres hechos en concurso real”, todo en calidad de “coautor” para Roberto Ezequiel Álvarez.

Comentar
- Publicidad -