No hay acuerdo: postergan la sesión para tratar la Ley Impositiva 2020 en Provincia

La oposición habla de “impuestazo” y exige una morigeración de los aumentos de impuestos que propone el Ejecutivo. Ministros de Kicillof fueron a la Legislatura pero el esfuerzo no alcanzó para poder sesionar.

Axel Kicillof no tendrá este jueves su Ley Impositiva para el 2020. Tras el cuarto intermedio de este mediodía, negociaciones entre los bloques y la asistencia de ministros para explicar los detalles de la propuesta no hubo acuerdo y la sesión se postergaría para el viernes 27 o el lunes 30 de diciembre.

El proyecto ingresó a la Legislatura Bonaerense el 24 de diciembre. Según la administración comandada por Kicillof, la iniciativa busca “sostener la recaudación para atender las emergencias de la provincia” mediante “una mayor progresividad y que contribuyan en mayor proporción los que más tienen”.

Sin embargo, desde el inicio de la jornada la oposición instaló la idea de un “impuestazo” que aplicaría el Gobernador al comienzo de su mandato y se opuso al proyecto. En ese contexto, Kicillof instruyó al ministro de Economía, Pablo López, y al titular de ARBA, Cristian Girard, a que asistan a la Legislatura para destrabar el conflicto. El esfuerzo no alcanzó. “No es tan progresivo como dice el gobierno provincial”, plantearon los opositores, que piden una morigeración de los aumentos.

Principales puntos de la Ley

El impuesto urbano edificado se ajustará por el equivalente a la inflación registrada durante 2019. De esta forma, este ítem no registrará un aumento en términos reales. Sí se apuntará a “darle mayor progresividad al impuesto”, con un aumento del 15% para las propiedades de menor valor fiscal, mientras que para las de mayor valor será del 75%.

Según un relevamiento de la Provincia, “el 86% de las propiedades recibirá un incremento menor a $3.500 durante todo lo año que viene, pagaderos en cinco cuotas”.

Te puede interesar
Kicillof congela los precios de los peajes en las rutas bonaerenses

Por otra parte, el impuesto inmobiliario urbano baldío también se ajustará, en promedio, por el mismo porcentaje inflacionario del 2019. Tendrá un esquema de topes segmentados: para los de menor valor fiscal aumentará un 15%, mientras que para los de mayor valor será del 90%.

Con la progresividad que se busca en este impuesto, el gobierno provincial buscará “desincentivar la especulación inmobiliaria e incentivar la edificación”, detallaron desde Gobernación.

El impuesto inmobiliario rural registrará un incremento equivalente a la inflación del 2019 y “se le bajará la carga impositiva a los más pequeños”. Al igual que los anteriores, este el aumento de este impuesto será del 15% para las propiedades de menor valor fiscal, mientras que las de mayor valor percibirán un incremento del 75%. Estas últimas representan sólo el 7% de las propiedades.

Por otro lado, Provincia informó que otorgará exenciones impositivas para propiedades de hasta 100 hectáreas “dedicadas total o parcialmente a la producción tambera” y a las de 50 hectáreas “destinadas a la producción agropecuaria”.

Para el rubro automotores y embarcaciones deportivas, la valuación de los automotores se actualizará anualmente según los datos publicados por la Dirección Nacional del Registro del Automotor. Es decir que para este punto no se modificará la tabla de alícuotas para automotores.

Sí habrá una actualización para las embarcaciones deportivas, cuya alícuota para las de menor valor será del 5,5% y del 13% para las de mayor valor.

Por último, en el ítem ingresos brutos y sellos se replicarán las alícuotas de 2019 “dada la suspensión del Consenso Fiscal establecida por el gobierno nacional”. “En algunos sectores se incrementan las alícuotas en valores nunca superiores al 1% y siempre por debajo del máximo establecido”, detallaron.

Comentar
- Publicidad -