Bolsonaro interrumpió su reposo para jugar a la Lotería

El presidente de Brasil se está recuperado del fuerte golpe que se dio en la bañera de su casa, pero eso no le impidió apostar.

Después del golpazo que se pegó el pasado lunes en el baño de su casa, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, está en reposo por orden médica. Sin embargo, interrumpió el descanso para jugar a la lotería.

El ultraderechista mandatario fue hasta una casa de apuestas en el barrio Cruzeiro Velho, de Brasilia, en la que compró un billete del millonario sorteo de Año Nuevo que se realizará el próximo martes. Se trata de la “Mega Sena”, que tiene un premio acumulado de 300 millones de reales (unos 75 millones de dólares).

Para convertirse en millonario, se debe acertar una combinación de seis números, aunque Bolsonaro se negó a revelar qué números había elegido ni qué haría con el dinero si llegase a ganar. Solamente dijo, de manera irónica, que no había optado por el 13, número que identifica a su archienemigo Partido de los Trabajadores.

De esta manera, el presidente interrumpió el reposo que le habían ordenado luego del accidente casero que sufrió el lunes, cuando se golpeó la cabeza en el baño, por lo que debió estar en observación durante algunas horas en un hospital y se le recomendó que guardara reposo durante unos días.

Comentar
- Publicidad -