Una Nochebuena para personas en situación de calle

El Albergue Alternativa realizó un brindis y cena navideña en su sede ubicada en barrio Standard Sur para personas en situación de calle y otras personas que se encuentran solas.
Albergue Alternativa es un refugio para personas en situación de calle y abandono social perteneciente a la iglesia evangélica Ministerio Evangelística EL Vive y que es coordinado por el pastor Claudio Rogel.
El martes 24 de diciembre realizaron un brindis para personas en situación de calle y para quienes se encontraban solos, y por la noche compartieron la tradicional cena de Nochebuena.

Desde el albergue explican la situación lamentable que se vive en la ciudad y los pocos recursos con los que cuentan para tratar de ayudar a estas personas. “Nos vemos en la obligación de informar además que existen cada vez más personas que están en situaciones diversas de abandono y que los recursos son escasos.

Este es el año más complicado que hemos recibido a lo que se refiere en recursos para llevar a cabo tales festejos, en lo que refiere a lo voluntarioso y a lo económico, pero no bajamos los brazos, nuestros abuelos de la calle nos esperan” expresaron.

Trabajo por las personas de la calle

Comenzaron brindando un plato de comida una vez por semana, luego abrieron el albergue donde se encuentra la iglesia, en Julián Murga 450 de barrio Standard Sur bajo el lema “la calle no es un lugar para vivir”.

Te puede interesar
Estatales en alerta y movilización por el pago del aguinaldo

El albergue funcionó durante un tiempo pero al no conseguir ayuda del Estado tuvo que cerrar porque no contaban con recursos para mantenerlo. En cambio crearon refugios móviles de madera que dispusieron en distintas zonas de la ciudad, donde los voluntarios llegan todas las semanas para brindar ropa, comida y atender a quienes viven en los refugios.

Por otro lado, se generaron algunos problemas, ya que las personas que duermen en los refugios no cuentan con asistencia: no tienen acceso a la salud, educación ni están insertados en el mundo laboral, además hay personas con problemas de adicciones, de salud mental, otros que son agresivos o que cometen delitos. Esto lleva a que los vecinos y comerciantes cercanos se quejen de los refugios, con lo cual hasta que no haya una respuesta de parte del Estado para la situación de todas estas personas los problemas van a continuar.

Para colaborar con la tarea del grupo de voluntarios pueden acercarse a la iglesia o comunicarse al número de celular 297-4299419.

Comentar
- Publicidad -