Papa Francisco: “Que Jesús reanime al querido pueblo venezolano”

El líder católico hizo un llamado a la paz mundial y pidió esperanza “para todo el continente americano” ante lo que llamó “un período de agitaciones sociales y políticas”

El papa Francisco se refirió en su mensaje navideño a la crisis en Venezuela, y pidió la intervención divina para que al pueblo “no le falte el auxilio que necesita”, frente a la crisis económica, política y social que afecta al país bajo el régimen chavista.

El líder católico pronunció su discurso desde el mediodía frente a miles de fieles en la Plaza de San Pedro, en la Ciudad del Vaticano. La bendición “Urbi et orbi” se realiza dos veces al año, en Semana Santa y Navidad. Como en otras ocasiones, dedicó su mensaje a los conflictos e injusticias del mundo.

“Que el niño de Belén sea esperanza para todo el continente americano, donde diversas naciones están pasando un período de agitaciones sociales y políticas”, indicó el Papa.

Luego, se refirió en específico a la situación del país caribeño. “Que (Jesús) reanime al querido pueblo venezolano, afectado largamente por tensiones políticas y sociales, y no le haga faltar el auxilio que necesita”, expresó Francisco.

“Que bendiga los esfuerzos de cuantos se están prodigando para favorecer la justicia y la reconciliación, y se desvelan para superar las diversas crisis y las numerosas formas de pobreza que ofenden la dignidad de cada persona”, añadió.

Te puede interesar
Multitudinario adiós al general Soleimani en las calles de la ciudad de Ahvaz

Francisco se había referido solo a las crisis desatadas en Latinoamérica en el vuelo de regreso de Japón el pasado 27 de noviembre cuando dijo que “hay Gobiernos débiles que no han conseguido poner orden y paz”, y se mostró partidario de “llamar al diálogo, a la paz, para que se resuelva los problemas”.

Respecto al panorama mundial, expresó: “Hay tinieblas en los conflictos económicos, geopolíticos y ecológicos, pero más grande es la luz de Cristo”.

En su repaso por los conflictos actuales, el papa recordó la guerra en Siria, la situación en Líbano e Irak y mencionó también a aquellos que son perseguidos a causa de su fe y “especialmente los misioneros y los fieles secuestrados, y para cuantos caen víctimas de ataques por parte de grupos extremistas, sobre todo en Burkina Faso, Malí, Níger y Nigeria”.

Comentar
- Publicidad -