El aumento para privados será de entre $5.000 y $8.000

El ministro de Trabajo Claudio Moroni confirmó que habrá un aumento salarial para los trabajadores privados que será a cuenta de futuros aumentos de paritarias y que oscilará entre los $5.000 y los $8.000.

La suma no será un bono, sino que será remunerativo y quedará incorporado al sueldo. Paralelamente se relanzará el programa Precios Cuidados e intentarán que los empresarios no trasladen la mejora salarial a los precios.

El carácter “remunerativo” del aumento significa una detracción parcial por los aportes de los trabajadores y un costo laboral adicional, por la carga de impuestos y aportes que deben afrontar los empleadores. En ambos casos, con destino al fisco y al sistema previsional.

En declaraciones a AM 750, el ministro de Trabajo explicó que el aumento tiene como fin poner un piso a las futuras negociaciones de paritarias, las cuales se gestarán en los próximos meses, luego de un año con una inflación superior al 55%.

Además, subrayó que irá acompañado por una negociación con los empresarios para evitar su traslado a precios: “La política de precios y salarios tiene que ser convergente. Si los aumentos nominales se van a precios, no servirá de nada”, remarcó.

En un principio, algunos gremios apuntaban a que el aumento sea de $10.000, pero las empresas adelantaron al Gobierno que esa suma sería muy difícil de pagar en algunos rubros, por lo que se definió que sean menores.

Comentar
- Publicidad -