Policía terminó preso por golpear a un taxista y negarse a pagarle un viaje

Puerto Deseado, (C).- Un agente de la comisaría de Güer Aike solicitó un taxi en su lugar de trabajo y pidió ser trasladado hacia Río Gallegos. Al llegar a destino se negó a pagar el viaje y golpeó al taxista, según la denuncia que hizo el chofer.
Un agente de policía que trabaja en la comisaría de Güer Aike, a unos 25 kilómetros de la ciudad de Río Gallegos cerca de las siete de la tarde del último miércoles solicitó un taxi para viajar desde ese lugar hacia la capital provincial, pero al llegar a destino no quiso pagar el viaje y tras la negativa le rompió el tabique al taxista, denunció el trabajador del volante.

El policía que cumple funciones en ese lugar solicitó ser trasladado hacia cercanías de un populoso barrio de la ciudad. Una vez en destino, según información que publica el diario digital El Nuevo Día, el agente de policía no quiso pagar el viaje, y no contento con ello emprendió un ataque contra el chofer a golpes de puño lastimándolo e incluso rompiéndole el tabique nasal a golpes.

El taxista, al verse desbordado por el ataque solicitó presencia policial en el lugar por lo que de inmediato arribó al lugar una comisión de la seccional Segunda de Río Gallegos, que también fue agredida por el policía que estaba fuera de sí –añade la información-; luego de un forcejeo los efectivos redujeron al agresor y lo trasladaron a sede policial en donde luego de los plazos legales fijo domicilio a disposición del juzgado interviniente.

Comentar
- Publicidad -