Familia cristiana reza por la resurrección de su hija, 5 días después de declarada muerta

Desde el sábado 14 de diciembre los padres intentan que Olive Alayne Heiligenthal (2 años) vuelva en sí.

En la mañana de ese día cuando Andrew y Kalley Heiligenthal fueron a despertarla notaron desesperados que no respiraba. Se comunicaron con el 911 cuyos paramédicos tardaron apenas minutos en llegar a la vivienda de Redding, al norte de California. Fue trasladada a un hospital donde fue declarada muerta.

La conmoción se apoderó de la familia que no entendía qué estaba ocurriendo.
La familia se aferró a la fe, a sus creencias más personales, para repeler el dolor que les producían los fríos certificados de defunción y los trámites para comenzar con su adiós definitivo.

Su madre, Kalley -una reconocida cantante y compositora local- pensaba que su perfil de Instagram -donde la siguen 260 mil personas- podría ser el canal ideal para expresar su anhelo de que Olive pudiera resucitar. Fue así que ideaba la forma de convocar a todo el mundo a unirse en oración. “Como lo hizo Jesús”, habrá pensado aquellas horas del sábado por la noche.

El domingo, finalmente, volcó su ruego en forma escrita. Lo hizo desde lo profundo de su corazón. Sincera y llena de luz, como las letras de sus temas. “Estamos pidiendo por oraciones”, publicó la mujer miembro de la Iglesia Bethel, una gran congregación evangélica de su ciudad.

Te puede interesar
El papa Francisco condenó la violencia contra las mujeres y el aborto

“Creemos en un Jesús que murió y derrotó de manera concluyente cada tumba, con las llaves del poder de la resurrección. Lo necesitamos para nuestra pequeña Olive Alayne, que dejó de respirar y los médicos la declararon muerta ayer. Pedimos oraciones audaces y unificadas de la iglesia mundial para apoyarnos en la creencia de que Él resucitará a esta niñita. Su tiempo aquí no ha terminado, y es nuestro momento de creer con audacia y con confianza para ejercer lo que el Rey Jesús pagó. Es hora de que ella cobre vida”, publicó el pasado domingo.

Comentar
- Publicidad -