Bolsonaro dice que Trump no cobrará aranceles al acero y aluminio brasileños

El presidente Jair Bolsonaro dijo este viernes que Washington no aplicará aranceles al acero ni al aluminio brasileños, tras una conversación telefónica que sostuvo con su homólogo, Donald Trump, en la que le “convenció” de desistir de la medida anunciada en días pasados.

“Se convenció de mis argumentos y decidió decirnos a todos los brasileños que nuestro acero y aluminio no tendrán recargo. Repito, no se les cobrará de más”, señaló Bolsonaro en una transmisión en directo a través de su portal en Facebook, en la que estuvo acompañado del canciller Ernesto Araújo.

“Recibí hace poco un llamado del señor Donald Trump (…). Tuvimos una conversación de unos 15 minutos, con la cordialidad y el respeto debido entre dos jefes de Estado (…) Los norteamericanos son grandes socios nuestros, tenemos mucho en común. La amistad personal, la simpatía que yo siento por él y que él tiene por mí se fortalecen más aún”, aseguró Bolsonaro, algo en lo que concordó el presidente estadounidense quien a través de sus redes sociales destacó la fortaleza de la relación entre las dos naciones.

“Acabo de establecer una gran conexión con el presidente brasileño Jair Bolsonaro. Discutimos muchos temas, incluido el comercio. ¡La relación entre Estados Unidos y Brasil nunca ha sido tan fuerte!”, escribió Trump en su cuenta en Twitter.


Estados Unidos impuso en marzo de 2018 aranceles del 25 por ciento sobre las importaciones de acero de varios países y del 10 por ciento sobre las de aluminio en el marco de su guerra comercial con China, pero flexibilizó poco después las restricciones a Brasil, que aceptó un acuerdo que establece un arancel del 10 por ciento sobre las ventas de aluminio y cuotas para sus ventas de acero.

Te puede interesar
Elecciones en Estados Unidos: Pensilvania y Nevada confirmaron la victoria de Joe Biden

No obstante, a comienzos de diciembre Trump amenazó con recargar la tarifa del acero y el aluminio de Brasil y Argentina, países tras argumentar que ambos países aplicaron “una devaluación masiva de sus monedas”, lo que fue considerado en su momento por Bolsonaro como una estrategia política de cara a las elecciones presidenciales del próximo año en Estados Unidos.

Comentar
- Publicidad -