Secuestraron 1,6 kilos de cocaína y encontraron una cocina de corte de drogas

Por una denuncia de abuso de armas, realizaron tres allanamientos encontrando un arma y municiones pero, para su sorpresa, los uniformados también hallaron una cocina de corte de drogas y 1,6 kilos de clorhidrato de cocaína.

Hace exactamente una semana una mujer denunció que el jueves por la noche un sujeto a bordo de un automóvil pasó por el frente de su domicilio ubicado en calle Juan Pozas al 100 del barrio Saavedra y, tras bajar uno de los vidrios del rodado, comenzó a disparar contra las dos viviendas sitas en el predio provocando daños no solo en las mismas sino también en un vehículo VW Gol que se encontraba en el exterior.

En el lugar se secuestraron dos vainas servidas calibre 9 milímetros y dos proyectiles deformados, y pese a la rápida intervención de personal de la Comisaría Mosconi quienes indicaron a sus pares de Seccional Sexta que el autor podría haber escapado por el camino alternativo Roque González, no pudieron dar con el mismo.

La División Policial de Investigaciones en un trabajo conjunto con el Ministerio Público Fiscal comenzaron a investigar el hecho que en principio apuntaría a un ajuste de cuentas y, tras un análisis exhaustivo de cámaras de seguridad y de relevamiento de registros fílmicos además de edición de los mismos se logró determinar que el autor se movilizaba a bordo de un Toyota Corolla gris dominio AA 364 UD, siendo identificado el mismo como el conocido Luis Agustín Alcaina, quien integraba la banda de los “ATR” que fue imputada por varios robos en domicilios y uno a una escribanía céntrica y actualmente contaba con libertad condicional, por lo que en virtud de lo acontecido tendría que serle revocada la medida sustitutiva.

Te puede interesar
Tras allanamiento recuperaron herramientas robadas a una empresa

A partir de la investigación llevada adelante, la funcionaria Gabriela Gómez solicitó al juez la concreción de tres allanamientos, siendo autorizados por el juez penal de turno Jorge Odorisio, por lo que se llevaron adelante ayer desde las 6:50 en un domicilio en calle La Prensa al 100 del barrio Pueyrredón, otro en Ramón Lorenzo 1.823 del barrio Máximo Abásolo, y en calle María Concilia 2.014 del barrio Quirno Costa.

Como resultado de las diligencias se encontró un arma de fuego tipo pistola calibre 9 milímetros con tres cargadores, dos comunes y uno extendido y varios cartuchos a bala del mismo calibre. Pero para su sorpresa, en el domicilio del barrio Quirno Costa se encontraron con una “casa de trabajo”, más conocida como “cocina de corte” de droga, donde lograron dar con más de 1,6 kilos de clorhidrato de cocaína y una mesa de trabajo con moldes para el armado de panes compactos de la sustancia, una prensa, elementos de corte y fraccionamiento y otros elementos que hacen presuponer que allí se preparaba la droga para ser comercializada.

Ante esta situación tomaron intervención la División de Drogas Peligrosas a cargo de los comisarios Julián Vilches y Andrés Ávila y también la doctora Eva Parcio de Seleme, titular del Juzgado Federal.

En base a ello se secuestraron todos los elementos enumerados previamente y pese a que fueron identificados los propietarios de los domicilios no hubo detenciones.

Te puede interesar
Secuestran arma, computadora y celulares en allanamiento en Trelew por caso de extorsión en Esquel

Ajuste

En conferencia de prensa el comisario Andrés García, jefe de la División Policial de Investigaciones, al ser consultado sobre la posibilidad de que se tratase de un ajuste de cuentas por narcotráfico expresó que “no lo puedo confirmar ni tampoco descartar; tanto la persona que nosotros buscábamos en estas diligencias de allanamiento como la persona víctima del abuso de armas son personas que tienen antecedentes por narcotráfico”.

Comentar
- Publicidad -