Se negó a declarar el expolicía extraditado de Francia por la desaparición de un estudiante

El expolicía federal Mario Sandoval, sospechado de haber participado en la desaparición de Hernán Abriata durante la última dictadura militar, se negó hoy a declarar en el marco de la causa por la cual fue extraditado desde Francia.

Sandoval, conocido como el carnicero de la ESMA, fue acusado por la desaparición, en octubre de 1976, del estudiante de arquitectura Hernán Abriata, quien fuera miembro de la Juventud Universitaria Peronista.

Fuentes judiciales informaron que Sandoval escuchó los cargos en su contra, no presentó ningún escrito y se negó a declarar, por lo que ahora deberá esperar que el juez federal, Rodolfo Canicoba Corral, resuelva su situación procesal.

El expolicía federal, que responde al apodo de Churrasco, está acusado de haber participado de más de 500 casos de muerte, torturas y secuestros durante la dictadura militar, pero fue extraditado solo por uno de ellos por lo que la indagatoria se limitó a ese hecho.

La defensa del expolicía solicitó que sea beneficiado con la prisión domiciliaria y pidió que se le permita hacer copias de los expedientes.

Sandoval llegó este lunes al aeropuerto de Ezeiza en un vuelo de Air France, tras ser extraditado desde Francia.

La defensa de Sandoval había reclamado que se analizara si estaba en condiciones de declarar a porque padece un cuadro depresivo por el cual está medicado; pero los médicos que lo revisaron determinaron que eso no era inconveniente.

Te puede interesar
Una nena descuartizada; un hombre, decapitado; y una mujer, asesinada a puñaladas

Sandoval pasó la noche en la unidad 28 –la alcaidía del palacio de Tribunales- y tras negarse a declarar será trasladado a la unidad 34 de Campo de Mayo.

Fue extraditado desde Francia, luego de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos rechazara la semana pasada un recurso presentado por el acusado para suspender la medida, reclamada por la Justicia argentina desde 2012.

Argentina reclamaba desde hacía 7 años la extradición del expolicía de 66 años, quien se exilió en Francia en 1983, con el retorno de la democracia, y obtuvo esa nacionalidad en 1997.

Comentar
- Publicidad -