Un proyecto de economía circular para desenredar el mar

Por año se descartan 200 toneladas de redes de pesca en el Mar Argentino. Un proyecto de economía circular recicla las redes para evitar la contaminación.

A mediados de noviembre fue presentado en Mar del Plata, el programa de economía circular que permitirá reciclar 200 toneladas anuales de redes de pesca descartadas. Se trata de Net Positiva, una iniciativa de la empresa Bureo, que en alianza con José Moscuzza Redes y el Instituto de Conservación de Ballenas (ICB) se implementará en Argentina.

El programa -que ya funciona en Chile y Perú- ahora se expandirá en la Argentina. En nuestro país, son comercializadas aproximadamente 450 toneladas redes de pesca nuevas al año. Si bien no se cuenta con datos oficiales, se estima que anualmente se descartan 200 toneladas de redes. Dado que no existe un circuito establecido de qué hacer con ese material al alcanzar el fin de su vida útil, las redes de pesca se acumulan y abandonan en puertos, playas y galpones. Muchas de ellas inclusive se entierran en basurales y se convierten en una gran fuente de contaminación plástica y, abandonadas en el mar, representan un gran peligro para las ballenas y otras especies marinos.

Bureo es una empresa con certificación B creada para encontrar soluciones positivas a las redes de pesca al fin de su vida útil y prevenir la contaminación plástica y su descarte en el mar. A tal fin inició, en el 2013 en Chile, el primer programa de recolección y reciclaje de redes de pesca.

Se trata de un modelo de negocio de valor compartido, ya que Bureo se asocia directamente con las pesqueras para darles una solución para el problema de las redes que ya no usan más. Bureo, a través de Net Positiva, le da un nuevo uso al material plástico que compone las redes (en su mayoría nylon y polietileno de alta densidad). A través de diversos procesos, certificando su trazabilidad, se transforman en pellets que se convierten en la materia prima para la producción de una gran diversidad de productos tales como anteojos de sol, gorros, patinetas, quillas para tablas de surf y sillas entre otros productos.

Ben Kneppers, co fundador de Bureo destacó, “estamos muy comprometidos a establecer la iniciativa Net Positiva en Argentina. En alianza con las empresas pesqueras y el apoyo clave de José Moscuzza Redes, podremos recuperar materia prima plástica que de otra manera terminaría enterrada, incinerada o perdida en el mar. Las redes de pesca se integran a un sistema de economía circular. Sumar a esta alianza al Instituto de Conservación de Ballenas fortalece aún más esta iniciativa, ya que su rol será el de identificar proyectos de educación y conservación marina que ayuden a prevenir enmallamientos de ballenas y la contaminación plástica en el mar argentino”.

Te puede interesar
Los países más contaminantes secuestraron la COP25

Por su parte Diego Taboada, presidente del ICB resaltó que se sumaron al programa porque uno de sus objetivos es prevenir que las redes lleguen a los océanos y se conviertan en armas letales para las ballenas y otras especies. “Con los fondos que se generen a partir de las redes recicladas podremos fortalecer las acciones de este programa en Argentina. Convertir las redes descartadas en otros productos sostenibles no solo representa una buena gestión de recursos, sino que también es una gran victoria para el ambiente”, finalizó.

La empresa José Moscuzza Redes, es la principal productora de artes de pesca y cuenta con una estructura de distribución en todos los puertos de la Argentina. A través de esta alianza con Bureo,  podrán ofrecer a sus clientes y otras empresas pesqueras el servicio  de recolección de las redes descartadas sin cargo. En sus instalaciones de Mar del Plata realizarán el acopio y acondicionamiento para su posterior despacho a la planta recicladora de Bureo en Chile.  En el futuro se evaluará realizar una mayor parte del proceso de transformación en la Argentina.

Adrián Georgetti, Gerente General de José Moscuzza Redes expresó que  en nuestro país “aún faltan normativas y alternativas para la disposición final o re utilización de las redes de pesca. En la actualidad al terminar su vida útil son consideradas un desecho y deberían ser un recurso. Nosotros nos hemos comprometido con Net Positiva para poner en práctica la Responsabilidad Extendida al Productor. De este modo buscamos que los insumos que producimos para la industria pesquera no tengan impactos ambientales negativos al integrarlos a un circuito de recuperación y reciclaje. Somos conscientes de lo grave que es la contaminación plástica y sus efectos en el ambiente y por eso es que estamos ofreciendo a nuestros clientes la posibilidad de retirar las redes descartadas para transformarlas en nuevos productos a través del Programa”.

+INFO: Ya se han recolectado 15 toneladas de redes de las cuales seis provienen de empresas pesqueras y talleres de redes de Puerto Madryn y nueve de empresas de Mar del Plata. Gabriel Capello, Sub Gerente General de José Moscuzza Redes explicó que en marzo del 2019 comenzaron a planificar la operatoria del Programa Net Positiva. “Visitamos empresas pesqueras como así también talleres de redes de Mar del Plata y de Puerto Madryn, acompañados por Ben Kneppers y el equipo del ICB. Como resultado de las gestiones realizadas ya estamos listos para despachar las primeras 15 toneladas a Bureo en Chile. Esto es un gran paso y demuestra el interés de las empresas pesqueras de nuestro país en colaborar con esta iniciativa”.

Comentar
- Publicidad -