Contradicción K: cuando Cristina Kirchner rechazaba la doble indemnización

Alberto Fernández tomó por sorpresa a todos durante la noche del viernes cuando firmó un decreto de necesidad y urgencia (DNU) que declaró la emergencia pública en materia ocupacional y fijó el establecimiento de la doble indemnización por un período de 180 días para los despidos sin causa justa.

La medida ya había sido impulsada por el kirchnerismo durante el gobierno anterior como parte de una “ley antidespidos”. Aunque fue aprobada en el Congreso en 2016, el entonces presidente, Mauricio Macri, tomó la decisión de vetarla ese mismo año bajo el argumento de que su aplicación iba a congelar los empleos, mantener la informalidad e incrementar la pobreza.

Paradójicamente, quien supo estar de acuerdo con Macri en este tópico fue su antecesora y actual vicepresidenta del país, Cristina Kirchner, quien señaló en 2010 que la doble indemnización es la “mejor manera de profundizar una crisis” y que no iba “a sacar ninguna norma que va a asustar al capital”.

“Yo me acuerdo de una reunión que tuve en marzo con toda la plana directiva de la CGT, que me vino a pedir que sacáramos leyes donde se impidiera el despido o se volviera a la doble indemnización o triple indemnización”, dijo Cristina el 6 de octubre de 2010 durante un encuentro con integrantes de la Comunidad Científica Argentina.

Te puede interesar
Cristina dio vuelta en una mañana la medida más analizada de toda la gestión

“Yo dije que no iba a tomar ninguna de esas medidas, que objetiva y exclusivamente sonaban muy bien, que iba a estar toda la sociedad de acuerdo, pero que iba a tener efectos totalmente opuestos a los objetivos que perseguíamos. Porque uno puede tener los mejores objetivos, esto lo aprendí, no ahora, sino hace unas cuantas décadas atrás. Las mejores ideas, los mejores sentimientos, pero si equivoca los instrumentos, se va al demonio. Y el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones”, añadió.

“¿Qué dije entonces? No, no voy a sacar ninguna norma, que lo único que va a hacer es asustar al capital, que es lo más asustadizo que hay. Vamos a hacer acuerdos sector por sector, actividad por actividad para lograr que no nos despidan gente”, completó entonces.

Comentar
- Publicidad -