Desde la cartera de Transporte, Minervino aseguró que trabajan en una medida paliativa para el problema

El director General del área de Transporte del Municipio de Comodoro, Fabián Minervino se refirió en diálogo con Crónica a la medida adoptada por el Ejecutivo Municipal, las consecuencias que trajo y a una posible solución para que esto no afecte a los vecinos de zona norte. “Es probable que pongamos una parada de colectivos en donde está la Escuela Provincial Número uno”, aseguró el funcionario.

Con el nuevo recorrido de los colectivos, ahora los vecinos tienen como última parada la intersección de las calles Rawson y Belgrano. Un lector de este diario se quejó a través de Whatsapp por la decisión adoptada por el gobierno y contó una situación que se vivió en un colectivo hace días. “Un jubilado se enteró de que el colectivo no llegaba más al Hospital Regional cuando estaba arriba de la unidad. El chofer nos hizo bajar a todos en Belgrano y Rawson y nos dijo ‘voy a llevar al abuelo igual al hospital, no me importa si me hacen una multa o me sancionan’. Fue un gesto muy bueno por parte del colectivero”, dijo el vecino en contacto con este diario.

Desde la cartera de Transporte, Fabián Minervino se refirió al tema y brindó algunos detalles que esclarecen la cuestión. “Es probable que pongamos una parada de colectivos en donde está la Escuela Provincial Número 1. Nosotros tenemos medido por GPS la distancia que tienen que recorrer ahora los vecinos hasta el hospital. Estamos hablando de que tienen que caminar una cuadra y media. Ahora bien, esta decisión que tomó el Ejecutivo Municipal tiene un por qué, claro está”, sostuvo el funcionario.

“Tenemos 130 colectivos. El sistema está colapsado porque se fueron ampliando las líneas en el ejido municipal. Este no es un problema de tipo económico, tiene que ver con el kilometraje y los recorridos. Lo que se mide es la cantidad de kilómetros que hace un colectivo y el tiempo. Patagonia Argentina tenía en su momento 121 unidades habilitadas, más otra de relevo. Se los autorizó a que ampliaran su parque automotor a 130 unidades, de las cuales 125 prestaban servicio y había 5 para relevos. La última autorización que hicimos fue de 128 unidades para prestar servicio y 2 de relevo”, graficó el entrevistado.

Te puede interesar
La Asociación Infinito busca lugar a refaccionar para darle utilidad social

En la misma línea, Minervino explicó que “cada vez tenemos más recorridos, y esos recorridos se ven ampliados todo el tiempo. Los tiempos evidentemente no cierran. También tenemos que hablar de la estructura de costos del transporte público, que aumenta constantemente. Cada nuevo colectivo que empieza a funcionar entra dentro de esa estructura de costos, y por cada nueva unidad hay que incorporar 2,5 choferes”.

El titular del área de transporte señaló además que, de las 180 frecuencias de zona norte que llegaban hasta el hospital, se levantó el cincuenta por ciento y solo se dejó dos líneas: Palazzo Standard y Standard Palazzo. “Esas sí están y llegan hasta el hospital. Se está analizando adoptar una modalidad que existe en Buenos Aires, en donde los pasajeros hacen un trasbordo y usan un boleto combinado. Entendemos que todo cambio genera caos al principio. Hay cambios que caen bien y hay otros que caen mal. Multipliquemos cuatro kilómetros por doscientas frecuencias diarias, y eso multipliquémoslo por treinta días. Es probable que traslademos la parada a la Escuela Número Uno para que la gente camine menos. Hay que entender que tenemos que brindar el servicio a otras personas”, concluyó el funcionario.

Comentar
- Publicidad -