Los fuertes vientos volvieron a volar todo y no hubo peinado que aguante

Dentro de una nueva jornada ventosa, adelantada por el alerta que emitió el Servicio Meteorológico Nacional, se sucedieron las situaciones incómodas para muchos de los vecinos aunque, afortunadamente, no hubo situaciones de riesgo o que obligaran intervención de Defensa Civil.Las ráfagas alcanzaron ayer los 80 Km/h y podrían aumentar en las próximas horas, provocadas por “el avance de un frente frío que provoca sobre el centro y norte de Santa Cruz, Chubut, Río Negro y Neuquén vientos del sector oeste con velocidades entre 50 y 70 km/h, con ráfagas de hasta 100 km/h, rotando al sector sur a partir de la noche”.

Nuevamente el pronóstico volvió a cumplirse y además de la jornada calurosa que se vivió durante la mañana, ese frente frío fue desatando un viento cada vez más fuerte y un marcado descenso de la temperatura, a lo que se sumó una marejada alta que, con la fuerza de las ráfagas, volvió a cubrir la Ducós y a generar una lenta circulación por el sector, con muchos espectadores de las grandes olas.

Mientras tanto, en diferentes sectores de la ciudad el viento se sentía de manera distinta y con menor o mayor intensidad, lo que provocó situaciones complicadas para quienes se animaban a trasladar elementos en cajas de cargas descubiertas, mientras que las puertas de los vehículos parecían dispararse de las manos y obligan a salir o entrar de los mismos con extremo cuidado.

Te puede interesar
Comienza la colonia de vacaciones 2020 para adolescentes

Los cabellos, particularmente de las señoras, volaban al viento donde fuere y no había pañuelos o gorros que pudiera sostener un peinado por lo que, en la mayoría de los casos, las damas seguían con su quehacer cotidiano sin importarle en demasía como se observaban sus cabezas.

Comentar
- Publicidad -