Fernández y Macri compartieron la Misa por la unidad y la paz

A dos días del cambio de gobierno, la Iglesia juntó al presidente Mauricio Macri y el mandatario electo Alberto Fernández y los convocó a ponerle fin a los “desencuentros y peleas” para “construir el país deseado”.

Convocado por la Conferencia Episcopal Argentina, el oficio reunió también a varias figuras de la política y la sociedad a tan solo dos días del traspaso de mando, en la Basílica de Luján a más de 90 kilómetros de la capital.

Tanto Fernández como Macri fueron recibidos por las altas autoridades eclesiásticas, en un ambiente cordial, y firmaron el libro de visitantes ilustres para incorporarse a la misa, al aire libre, en la que también participan gran cantidad de lugareños.

En ocasión de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen la Conferencia Episcopal Argentina, junto a la Arquidiócesis de Mercedes-Luján, invitaron en la jornada a todos los sectores sociales a un rezo singular donde se juntaran todos por la Patria, sin importar sus preferencias políticas, en un llamado de paz y unidad.

La celebración en honor por el Día de la Virgen la ofició Oscar Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal mientras que la homilía a cargo de monseñor Jorge Eduardo Scheinig, arzobispo de Mercedes-Luján.

Comentar
- Publicidad -