Reconocimiento facial: prófugo por abuso sexual fue detenido en el subte

La Policía de la Ciudad detuvo en los últimos días de noviembre a un prófugo acusado de abuso sexual agravado. El hombre, de 26 años, se trasladaba por un andén del Centro de Trasbordo Constitución de la línea C de subte cuando fue interceptado por personal policial que actuaba en el lugar.

En la causa interviene el Juzgado de Garantías Nº 2 de Moreno, a cargo del Dr. Ulrich, que dispuso la inmediata detención del acusado que estaba prófugo desde el pasado 16 de agosto.

Su caso no es el único. Con este ya son 24 las personas acusadas por delitos sexuales que fueron atrapadas por el sistema de reconocimiento facial que se implementó en la Ciudad de Buenos Aires el 25 de abril pasado.

Cómo funciona el sistema de reconocimiento facial

El software que hace posible el reconocimiento facial funciona con 300 cámaras que trabajan en simultáneo. La identificación es posible gracias a la base de datos provista por la Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (Co.Na.R.C.), que cuenta con más de 46.000 fotografías de delincuentes y se actualiza a diario.

El sistema de identificación biométrica busca patrones del rostro: formas, proporciones de la frente, la nariz, la boca, el mentón, los pómulos, las orejas y los ojos. Cuando el sistema detecta un “positivo” a través de la visión de las cámaras de alta definición, el operador de turno en el centro de monitoreo emite una alerta y envía policías a demorar a la persona.

Te puede interesar
Un hombre mató a su mujer de 18 puñaladas delante del nieto

Desde su puesta en marcha, el 25 de abril pasado, el sistema de reconocimiento facial -que funciona en subtes y ferrocarriles- tuvo sus aciertos y errores. Si bien identificó prófugos en la Ciudad, también hubo casos en los que personas fueron demoradas o detenidas erróneamente. Con este panorama, y con expertos a favor y en contra, queda claro que aún quedan aristas por tratar y mejorar al respecto.

Comentar
- Publicidad -