Las tres propuestas para las Fuerzas Armadas de Sabina Frederic, la ministra de Seguridad

La flamante ministra de Seguridad, Sabina Frederic, es una antropóloga que se especializa en el estudio de las Fuerzas Armadas y de la Seguridad.

En su libro Las trampas del pasado: las Fuerzas Armadas y su integración al Estado democrático en Argentina, la futura funcionaria reconoce que el proceso de democratización y profesionalización de los militares tras el último golpe de Estado “derivó en su parálisis operativa”, debido a que la prioridad fue “evitar sistemáticamente” que pudieran volver a tomar el gobierno por asalto.

En ese sentido, Frederic plantea que “el sostenimiento de un número significativo de funcionarios públicos desmotivados y desmoralizados” hace de las Fuerzas Armadas “una ‘bolsa de desempleo’ demasiado costosa para el Estado, y no sin riesgos”.

Ante este panorama, la ex funcionaria kirchnerista del Ministerio de Defensa, bajo la conducción de Nilda Garré (entre 2009 y 2011), plantea tres caminos posibles.

El primero y más polémico, propone la “desaparición de las Fuerzas Armadas” para que solo queden fuerzas como la Gendarmería Nacional con una función “subsidiaria” de defensa nacional.

En segundo término, las Fuerzas Armadas serían reestructuradas “con seriedad”, pero tomando como referencia “los procesos recientes de reducción del sistema militar, modernización efectiva y adecuación al conflicto bélico y al contexto de integración regional contemporáneos de otros Estados occidentales cuyas Fuerzas Armadas se encuentran articuladas bajo el concepto de operación combinada”.

Te puede interesar
La Legislatura mendocina trata la derogación de la polémica Ley de Minería

Por último, plantea la posibilidad de hacer modificaciones de carácter legal que permitan “reequipar las Fuerzas Armadas de modo que sean eficientes en la asistencia social permanente a la comunidad y las misiones humanitarias”. De este modo, la función defensiva también quedaría como una cuestión subsidiaria.

La flamante ministra revela que personalmente se inclinaría por la segunda o la tercera opción. Según su visión, se trataría de los caminos “más sensatos”.

Comentar
- Publicidad -