“Cosas robadas”: María Kodama cruzó a Alberto Fernández

El anuncio del presidente electo, Alberto Fernández, de crear un “Museo Borges” desató una polémica con la albacea del escritor, María Kodama, quien advirtió que la institución ya existe, se mostró “indiferente” a la iniciativa y denunció que los manuscritos ofrecidos por el empresario Alejandro Roemmers son “robados”.

“El escritor y empresario Alejandro Roemmers me ofreció donar al Estado argentino más de 6.000 libros y manuscritos de Jorge Luis Borges de su colección. Con ese aporte vamos a crear el Museo Borges, en homenaje al hombre más grande en las letras que ha tenido nuestro país”, escribió el futuro mandatario en la noche del pasado miércoles tras su encuentro con el integrante de la millonaria familia referente del mundo de los laboratorios.


Sin embargo, lo que a priori estaba pensando para ser un anuncio que sea destacado por el mundo de la cultura terminó generando una polémica.

“Que lo cree. Me resulta indiferente. Cada uno hace lo que quiere: nadie consulta nada, ni nadie respeta nada. Este país es así”, sostuvo la traductora.

Te puede interesar
El Gobierno definirá esta semana el aumento por decreto para públicos y privados

Al ser consultada sobre el anuncio del próximo jefe de Estado, la descendiente de japoneses fue contundente: “No me va ni me viene. La obra de Borges siempre estuvo aparte de toda política”.

Asimismo, al ser consultada sobre la intención del escritor y empresario Alejandro Roemmers de donar libros y manuscritos del propio autor de “El Aleph”, Kodama lanzó: “Son todas cosas robadas, son todas cosas que esta señora (en alusión a Epifanía “Fanny” Uveda de Robledo, la histórica empleada doméstica de la familia Borges) sacó de la casa”.

La última compañera del escritor, que preside la Fundación Internacional Jorge Luis Borges y está encargada de custodiar el legado y los bienes del célebre autor argentino, destacó en diálogo con Noticias Argentinas que dentro de la sede de esa entidad ya existe el Museo Borges.

En las vitrinas del edificio de Anchorena 1660 (al lado de lo que fue la vivienda de la familia Borges entre 1938 y 1943) se exhiben su biblioteca, su colección de bastones, cuadros, condecoraciones, fotografías, facsímiles, homenajes y originales, entre otros objetos.

Comentar
- Publicidad -