Se realizó la audiencia pública por la Ordenanza Tributaria Anual

Es la que fija los impuestos para el año que viene. Por parte de la Municipalidad expuso el secretario de Recaudación, Israel Coen y solo se presentaron 2 de los 19 inscriptos.

La primera audiencia de la jornada realizada en el Concejo Deliberante fue presidida por el presidente provisorio, Maximiliano Sampaoli, y contó con la exposición del secretario de Recaudación de la Municipalidad, Isreal Coen, y la presentación de solo dos de los 19 ciudadanos que se habían inscripto.

En su exposición, Israel Coen resaltó que “se trató de hacer una estructura mas equitativa para evitar que paguen lo mismo todos. Consideramos que el porcentaje que ronda un 35% en la mayoría de los impuestos y tasas es un aumento necesario para seguir solventando las necesidades estatales pero también contemplando la situación económica de la población”.

Entre los ítems más notorios que se han modificado, en relación al impuesto automotor se incorporó una categoría de unidades de viviendas, para aquellos lotes que tienen más de una vivienda y por lo tanto vive más de una familia y antes pagaban los mismo que las viviendas unifamiliares.

Israel Coen, secretario de Recaudación del Municipio.

Además, Coen comentó que “se ha creado una nueva zona: microcentro, que va desde la av. Alsina al centro comercial, propiedades donde el valor del metro cuadrado es el mas caro de la ciudad”.

En cuanto al impuesto automotor, el secretario explicó que la modificación en los valores no se da por una decisión local sino “por la variación de los precios de los vehículos en la tabla de la Dirección Nacional del Registro de Propiedad Automotor. El único cambio es en casillas rodantes, bienes que tienen una valuación importante y su uso es más de recreación. Tributábamos muy poco porque está dado por la capacidad de carga y eso se modificó”.

En relación a las licencias de conducir, se redujo al 50% los carnets profesionales a efectos de tornarlos mas equitativos. Y se contempla la situación económica de los jubilados, quienes serán eximidos parcial o totalmente del pago del carnet, según el nivel de ingresos.

Te puede interesar
Más de 30 bailarines representarán a Comodoro en festivales folclóricos

En cuanto a la Tasa de Higiene Urbana, que incluye el servicio de recolección de residuos, barrido y limpieza, concesionado por la municipalidad a la empresa Urbana, se propone un 35% “pero se incorpora la tasa por servicios especiales (residuos biopatogénicos), para diferenciar a los que lo generan permanentemente”, advirtió Coen.

Para los contribuyentes que mantienen deudas de impuestos municipales también se modificó con un beneficio: “antes los que tenían deudas menores y lo saldaban al contado (hasta $19,5 mil) tenían 40% de descuento en quita de intereses resarcitorios. Se ha hecho una modificación importante. A partir del año que viene los que tengan deudas de hasta 50 mil pesos tendrán el mismo beneficio”.

Para finalizar, se anunció un beneficio para los adjudicatarios de lotes: la financiación para venta de tierras fiscales para vivienda y/o emprendimientos productivos tendrán una bonificación del 50% de la tasa de interés de financiación, teniendo en cuenta la situación económica general.

Solo dos ciudadanos se presentaron

De los 19 inscriptos solo dieron el presente dos personas, pese a que la tolerancia se extendió casi una hora. Los ciudadanos expositores fueron dos vecinos del barrio Pueyrredón, que coincidieron en los problemas que dejó el temporal en la zona residencial para oponerse al aumento en los impuestos.

Esteban Piscoliche se quejó de la limpieza del barrio porque “desde la inundación no se realiza con regularidad, como así también la limpieza del canal de la avenida Roca”. Advirtió que en el barrio “se han perdido casas, hubo que remodelarlas, invertir en barreras. Las casas ya no se pueden vender, nadie te la quiere compra al precio que vale”.

Esteban Piscoliche, vecino del barrio Pueyrredón.

En tanto, Dina del Carmen Cárdenas expuso que “no nos merecemos un aumento porque nuestro barrio ya no es igual. Anoche sufrimos. Ya no es un barrio residencial, vivimos en la mugre, no hay barrendero”. Solicitó “que nos sigan condonando porque hemos perdido muchas cosas. Yo perdí el remis de mi marido. Vengo porque quiero ver mi barrio bien”.

Comentar
- Publicidad -