Se cumplieron 20 años del trágico incendio de Casa Tía

Incendio de Casa Tía en Comodoro: Se cumplieron ayer 20 años de una de las tragedias más recordadas y que conmocionaron a la comunidad comodorense y el país.

El incendio de Casa Tía, situado en Pellegrini y Rivadavia y donde actualmente se encuentra un hipermercado, comenzó poco antes de la una de la tarde del 23 de noviembre de 1999 y recién a eso de las 20 horas del mismo día se extendieron las tareas de extinción y remoción de escombros.

Actuaron todas las dotaciones de Bomberos de esta ciudad, apoyados por equipos de Rada Tilly, Defensa Civil Municipal, de la IX Brigada Aérea, Fuerza Aérea Argentina e incluso de la IX Brigada de Infantería del Ejército Argentino 43. Al principio era todo un caos y se hablaba de decenas de víctimas fatales. Era un día laborable y se cortaron muchas cuadras a la redonda para que los Bomberos y demás rescatistas pudieran cumplir con su tarea.

El principio del fin

El local de Casa Tía se ubicaba en pleno centro de la ciudad y se había inaugurado en 1988 sobre calle Pellegrini 851, entre Rivadavia y San Martín. El edificio ocupaba unos 4.500 metros cuadrados, ocupando cerca de un cuarto de la manzana y 2.500 de los cuales correspondían al salón de ventas. Este edificio estaba reciclado y remodelado, aunque aún se conservaron sus techos de chapa y la mampostería de madera. En el techo también había lana de vidrio, un material inflamable, lo que explicaría por qué se propagó tan rápido el fuego a modo de ola.

El arquitecto que dirigió la refacción del local aseguró que se quemaron los cables, que estaban en mal estado, y eso impidió el funcionamiento de una electrobomba para utilizar 30 mil litros de agua. De haber funcionado el sistema de seguridad se habría reducido el número de víctimas, según se dijo oportunamente.

Te puede interesar
El barrio 30 de Octubre festejó su aniversario con un festival

Las víctimas

Hubo clientes que saltaron desde un primer piso a la calle y durante toda la tarde se fueron tejiendo todo tipo de hipótesis y crecía la preocupación por la cantidad de víctimas fatales. Aunque la información oficial daba cuentas del traslado al Hospital Regional de la ciudadana Cecilia Baigorria, una joven embarazada que estaba en el interior de Casa Tía al momento de iniciado el siniestro y por lo tanto, fue necesario practicarle una cesárea de urgencia.

La nena nació sin complicaciones como si fuera un milagro del triste acontecimiento, pero la madre tenía el 35% del cuerpo quemado y fallecería días después en el Hospital Regional. La segunda fallecida fue María Milaqueo quien murió en el lugar de la tragedia y fue encontrada entre unas góndolas por los socorristas y en un estado irreconocible. Otros dos heridos graves serían trasladados en avión a Buenos Aires.

La causa judicial

El entonces juez de Instrucción número 3 dr. José Rago fue quien inició una causa penal de oficio para determinar si dicho local comercial disponía de todas las medidas de seguridad para facilitar la evacuación de clientes y personal de la firma. Los peritos determinaron un cortocircuito en el cableado, una explosión y hasta un atentado.

Se supo que el local no estaba en buenas condiciones y que tenía las salidas de emergencia cerradas, instalaciones eléctricas precarias y en mal estado y tampoco tenía regadores. Quedaron imputados los obreros que trabajaban en el techo del local. Pasaron los meses y hubo un juicio oral y público y en virtud de las pruebas y testimonios ventilados durante dicho juicio y por pedido de la Fiscalía, los imputados fueron absueltos.

Te puede interesar: Prendió fuego el departamento donde dormía su ex y la hija y por el incendio resultó intoxicada una vecina

 

Comentar
- Publicidad -