Comerciantes esperan nuevos aumentos en pan, carnes, pescados, verduras y frutas

Luego de las oscilaciones del dólar y la incertidumbre durante los últimos meses, el aumento de los precios sobre los pescados, la carne, el pan, las harinas y las frutas y verduras en Comodoro Rivadavia continúa sin frenos y además se esperan nuevos incrementos. Crónica realizó una serie de encuestas y este fue el resultado.
El primero en conversar con este medio fue Guillermo, dueño de la pescadería “El Perla Negra”, quien comentó que desde las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), hasta la actualidad aumentó todo y a pesar de ello las ventas siguen siendo normales, con días buenos y malos.

“Comodoro es una ciudad rara para comprar pescado, pero la comida es algo que se debe consumir diariamente. La merluza es un producto que se vende, pero los demás pescados puede ser que se hayan dejado de comprar, ya que son más caros”, agregó.

En este sentido, sostuvo que la comunidad elige merluza, gallo y trucha, productos de la zona. “Después tenemos el salmón chileno que bajó mucho la venta, sumado a la variedad que ofrecemos que viene desde Mar del Plata, donde igual se ve el precio, costo y flete”.

Asimismo, se mostró optimista ante futuros aumentos. “No creemos que esto ocurra, pero dependemos del dólar, además de lo que nos digan desde Buenos Aires, ya que desde allá viene nuestra mayor cantidad de proveedores” y agregó: “hoy en día el filet de merluza vale 180 pesos, el salmón ronda los 1.200 y los mariscos 600 el kilo. Hay mucha variedad y muchos extremos. Fue un año complicado porque el recurso no lo tenemos acá cerca como todos piensan y los aumentos en los pescados rondan arriba del 100 por ciento desde 2018 a 2019”.

Carnes

Por su parte, Luis Pacheco, encargado de la carnicería “Malvinas Sur” manifestó que en el caso de la carne y durante 2019 estos productos sufrieron grandes aumentos en dos oportunidades. “Sube el combustible y aumenta todo, pero a pesar de ello la gente compra porque deben consumir. El cambio de gobierno tuvo mucho que ver en estos aspectos”.
Además, el encargado puntualizó que la comunidad en general cambió su manera de comer y eligen los cortes más económicos, tratando de administrarse como pueden. “No se consume tanto como antes y el último aumento que sufrimos fue de un 15 por ciento hace dos semanas”.

Al mismo tiempo, Pacheco afirmó que la carne sufrirá un nuevo incremento ante la llegada de las fiestas. “Para lo que resta del año esperamos que todo se mejore y que la gente pueda comer lo que quiera, sin privarse de nada. La calidad no baja, pero sí el movimiento de clientes, visualizando al final de cada día en el detalle de los kilos vendidos. Los precios que manejamos para la paleta y el pollo es de 200 pesos el kilo y los cortes de asado, lechón y vacío están a 400 pesos”.

El pan aumentó y no solo por el costo de la harina

Por otro lado, Nancy Robledo, propietaria de la panadería “San Felipe” proclamó que el incremento no solo lo sufrieron en las harinas, sino también los insumos como la grasa, el azúcar, la sal y la levadura misma. “El porcentaje ronda el 35 por ciento y el impacto es fuerte. Por ahí la gente no entiende y al ser un local familiar nos cuesta un poco más, a comparación de las cadenas grandes”.
En efecto, la propietaria aseguró que a la hora de la venta los precios no se especulan y buscan ofrecer los productos al valor más bajo posible. “Nos cuesta mucho mantener el precio bajo, por el costo de los insumos. Dejamos de tener empleado porque no podíamos pagarle. El pan no se hace solo con harina y agua y hasta me sobran facturas del día anterior”.

Te puede interesar
Avance científico en búsqueda de tratamientos contra el melanoma

Nuevos aumentos en el pan

Concretamente, Robledo dijo que ya fueron avisados ante posibles nuevos aumentos en el pan, estimando que será de entre un 5 y 7 por ciento. “Los precios que manejamos actualmente son de 80 pesos la docena de pan, 220 las facturas y 140 los bizcochitos. Sabemos que en otras panaderías están más caros, pero la gente viene e igual se queja. Esperamos que esto cambie y mejore todo”.

Harinas

Continuando en el rubro de las harinas, Yamila Chible Russi, dueña de la distribuidora “Don Yunis” formuló que las ventas se han mantenido estables, a pesar de que los clientes se sorprendan de los aumentos. “En estos últimos días mantuvimos los precios, pero después de las elecciones tuvimos una suba considerable de entre un 20 y 30 por ciento”.

Conviene subrayar que aquellas personas que antes compraban para toda la semana, ahora lo hacen de manera diaria y depende del movimiento en la calle. “Las grandes panaderías de Comodoro y Rada Tilly siguen con las mismas estructuras de compras y se suman a los restoranes y bares, más aquellos pequeños emprendimientos, teniendo una variedad de clientes importantes”.
Actualmente, la bolsa de harina de 25 kilos vale cerca de 800 pesos, la de 10 kilos 450 pesos y la de 5 kilos 250, valores que aumentaron más de un 100 por ciento a comparación de principio de año.

“Lo que nos anticiparon fue que a medida que el precio del dólar se mantenga estable, no deberían haber aumentos y esperamos que continúe así hasta, aunque sea, el 10 de diciembre. Los que más sufren son los pequeños panaderos y a nosotros se nos hace muy difícil mantener la estructura de empleados. Hay mucha carga tributaria para el comerciante y se hace difícil”, aseveró Chible Russi.

Frutas y verduras

Para finalizar, Raúl Neves, propietario de la verdulería “Ver Ver” declaró que la verdura depende de la oferta y la demanda, sumado al valor agregado que se les da al traerla hasta Comodoro Rivadavia.
“Llevo muchos años en esto y siempre pasa lo mismo. Cuando en el verano la producción local o regional se acerca, mucho más barato son las cosas. Nosotros dependemos de Buenos Aires y Mendoza o de los mayoristas de esta ciudad. Después está el problema del dólar con los productos que no se consiguen en Argentina y por eso se encarecen las frutas, no así la verdura”, contó Neves.
En definitiva, el propietario señaló que el último aumento sufrido fue de un 60 o 70 por ciento, ante la suba del dólar. “Es normal que hayan aumentado las cosas y en Comodoro nadie puede hacer milagros. En mi caso los clientes hacen las compras del día, pero notamos que han reducido la cantidad. El tema del incremento en las bananas es algo que tengo entendido que ocurre por lo que pasa en Chile, ya que vienen desde Ecuador por barcos y aumentan por sus traslados. Son precios irrisorios”, concluyó.

 

Comentar
- Publicidad -