Trabajado triunfo de Roca ante Caleta Córdova

El Club General Roca logró ganarle ayer 1 a 0 al representativo del Club Caleta Córdova, en una tarde agobiante, con buena temperatura pero con viento y tierra que molestó en toda la jornada. Matías Soto se encargó de convertir el gol que lo dejó sumando a Roca en la tabla de posiciones.A los 2’ de iniciado en partido Sebastián González intentaba convertir con un disparo fuera del área, pero que pasaba muy cerca del travesaño. Parecía que el incentivo previo del técnico Sicard estaba dando sus frutos, porque Caleta Córdova iba para adelante, a tal punto que a los 19’ una combinación de Franco Domínguez y Enzo Cardozo, casi termina en una conversión por parte de Domínguez.

Jugando en algunos momentos con viento a favor Caleta Córdova buscaba aprovechar la situación, pero luego llega un tiro libre de Roca, a unos 35 metros del arco, logrando una ejecución impecable Matías Soto; el cabezazo de Cristian Andrade ponía peligro y la valla portuaria se salvaba de milagro.

En el complemento los equipos no se sacaban ventajas. Javier Barría que había terminado el primer tiempo pisando muy mal en el pie derecho, era candidato puesto a sufrir el primer cambio en Caleta Córdova.

A los 14’, se dio una jugada por el sector izquierdo del ataque, con un balón que le llegó a Cristian Andrade, quien se sacó un par de marcas avanzando cercano a la línea lateral, luego tiró el centro, ahí estaba Matías Soto que de derecha hizo un lindo gol, esquinado y a la izquierda del arquero Franco Barría.

Te puede interesar
Judocas comodorenses viajan para un torneo Internacional en Boca Juniors

Luego, vino la expulsión de Soto por doble amarilla, en realidad fue una protesta tonta con gesto, que no se la dejó pasar Tapia, la situación desató enojo y airada protesta del banco y jugadores que estaban en el campo de juego.

Roca tuvo que apelar a toda su experiencia y astucia para mantener el resultado en los últimos minutos, porque Caleta le bombardeaba el arco, pero tampoco conseguía una diferencia marcada, ya que de contragolpe hubo un par de situaciones donde se vio complicado.

El partido terminó con alto voltaje, bien jugado por momentos, y por otro tanto más luchado, deslucido, porque había que poner todo. Después, una vez que Tapia tocó el silbatazo final, los jugadores comenzaron a saludarse unos con otros, como sellando un pacto de caballeros y de asunto terminado.

Comentar
- Publicidad -