Jorge Palacios, el veterano de guerra que logró repatriar algo más que una virgen

Repatriar la Virgen del Luján

Repatriar la Virgen del Luján: El excombatiente de Malvinas conversó con Crónica sobre lo que significó el viaje hacia Roma para repatriar la estatua de la Virgen del Luján que en 1982 se usó en una procesión durante la Guerra de Malvinas. Emocionado, destacó el encuentro con el Papa Francisco, dijo que la experiencia vivida “fue algo único” y resaltó la causa Malvinas al afirmar que “para mí representa todo”.

Jorge Palacios volvió a Comodoro hace días, pero todavía tiene grabado en su retina el momento en el cual abrazó al Papa Francisco. Los dos se fundieron en un cálido abrazo, emocionados a más no poder. “Algo me dijo, pero no recuerdo qué. Con la emoción que sentí en ese momento, me olvidé por completo. Ese minuto que estuve ahí con él fue único, fue una bendición tenerlo al lado y poder abrazarlo. Cuando se hizo el intercambio de las imágenes nos pudimos acercar un poco más, pero no como queríamos, él tiene mucha seguridad al lado”, contó el veterano de guerra.

“Yo le mostraba mi foto al Papa, él la señaló y se emocionó cuando le dije que casi pierdo la vida cuando quedé sepultado por la bomba. Fue muy fuerte para mí. Hoy, recordar eso me hace emocionar muchísimo”.

En el mismo sentido, Palacios recalcó que “ver a la virgen ahí, al lado mío, fue algo que me causó mucha emoción. Haberla visto de vuelta es algo que no tiene precio, no se compara con nada. No es que podés ponerle una valoración del uno al diez, es una sensación distinta a todo. El balance es totalmente positivo. Recuperar la virgen fue lo mejor que me pudo haber pasado, y haber estado con el Papa le dio un condimento especial. El beso, el abrazo que nos dimos, es algo más que importante, fue muy fuerte”.

Palacios rescató el rol de los obispos castrenses que tuvieron participación directa para repatriar la estatua de la Virgen de Luján que se usó el 8 de mayo de 1982 en una procesión. “Santiago Olivera y Paul Mason tuvieron mucho que ver con esto. Olivera nos dijo que, para lo que son los tiempos diplomáticos, la entrega se produjo bastante rápido. Pero el Papa también influyó en el último tramo, él pujó para que se hiciera en el Vaticano”, resaltó el excombatiente de Malvinas.

“La estatua de la Virgen representa a mis compañeros que no volvieron de la guerra”

Emocionado, Palacios habló sobre el significado de la estatua de la Virgen de Luján que logró repatriar a Argentina y se refirió a su significado. También habló sobre el coronel Mohamed Alí Seineldín y dijo que “estaría orgulloso de esto”.

Te puede interesar
"Tardofranquismo en la Patagonia Central Argentina”: hoy en la universidad local

“La estatua de la Virgen de Luján representa un montón de cosas. Representa a mis compañeros que no pudieron volver de la guerra, y también a los que volvimos. Es todo, es mi familia, mis viejos, pero por sobre todas las cosas, tiene un lazo directo con mis compañeros, creo que eso es lo que más fuerte me pegó, el recuerdo de ellos. En cuanto a la gesta, creo que Malvinas representa todo. Antes de conformar mi familia, mi mundo era Malvinas, y hoy está compartido con mis familiares”, sostuvo el veterano de guerra.

En otra línea, Palacios recordó el momento en el que estuvo enterrado bajo tierra y destacó sus creencias religiosas: “soy creyente, no fanático, pero siempre creí. Siempre me pregunté por qué me pasó lo que me pasó, por qué yo y no otro. Es increíble, porque no me pasó nada después de estar sepultado en la tierra. Yo recé cuando estuve enterrado, lo hice con todo mi corazón y mi alma. Después de haber rezado, me encontraron, me rescataron”.

Volver a las islas

En otro tramo de la entrevista, el guerrero malvinense fue consultado sobre si volvería a las Islas Malvinas, tanto a pelear como a rendir homenaje a los caídos. Su respuesta fue contundente: “sí, volvería. Volvería por los que quedaron allá, uno siente la necesidad de volver en algún momento y rendirles homenaje, el homenaje que muchos todavía no tuvieron. El recuerdo de nuestros soldados tiene que ser permanente, uno no habla solo de su caso. Cuando no quede ningún veterano vivo, ahí muchos se van a acordar de nosotros”, planteó el entrevistado.

“Seineldín estaría orgulloso”

Por último, Jorge Palacios recordó a Mohamed Alí Seineldín, emblemático personaje del Regimiento de Infantería Mecanizado 25 de Sarmiento, quien en 1982 condujo los destinos de la histórica unidad militar en Malvinas. “Yo creo que él estaría orgulloso de esto. Hace unos doce años atrás, estando en Rada Tilly, el me dijo “vos sos un bendecido por Dios y la Virgen. Tuviste la protección divina en las islas. Te salvaste para cumplir una misión, y esa misión es malvinizar. Tenés que sentir orgullo de lo que viviste allá, y siempre andar con la frente en alto. No te olvides de Malvinas’. Pienso que él estaría orgulloso, así como yo estoy orgulloso de mis compañeros del Regimiento 25”, concluyó el veterano de guerra.

Comentar
- Publicidad -