Cigarrillo electrónico: se deberán notificar a Salud los casos de lesiones pulmonares

Tras el primer caso detectado en el país de una enfermedad pulmonar asociada con el consumo del cigarrillo electrónico, la Secretaría de Salud de la Nación anunció que incorporó al sistema nacional de vigilancia epidemiológica las lesiones por el uso de ese dispositivo.

Cuando una persona consulte en un centro público o privado del país con complicaciones respiratorias que hagan sospechar que se trata de ese tipo de lesiones pulmonares no infecciosas, los profesionales tratantes tendrán que informarlo a las autoridades de Salud.

Hace una semana, la secretaría a cargo de Adolfo Rubinstein emitió una alerta de salud pública sobre el primer caso de lesión pulmonar detectado en el país. Se trata de un joven de 30 años con proteinosis alveolar (acumulación de proteínas y lípidos en los alvéolos pulmonares).

El paciente debió quedar internado en terapia intensiva con asistencia respiratoria. Su médica tratante pudo determinar que el joven había empezado a usar el dispositivo electrónico para dejar de fumar.

En el país, la comercialización del cigarrillo electrónico está prohibida por la Anmat. Sin embargo, se lo puede comprar a través de plataformas de compra y venta online. La falta de controles hace que, también, quioscos u otros comercios estén vendiendo los líquidos que el dispositivo convierte en el aerosol que el usuario inhala. Todo este circuito aumenta aún más los riesgos para la salud.

“La evidencia científica demuestra que los cigarrillos electrónicos ni son productos de daño reducido, ni son efectivos para dejar de fumar, e implican un importante retroceso en las políticas de control de tabaco al favorecer la iniciación del tabaquismo entre los jóvenes”, afirmó Ignacio Drake, coordinador del Programa Nacional de Control de Tabaco.

Comentar
- Publicidad -