Comienzan las primeras audiencias sobre el proceso de juicio político a Trump

El mandatario estadounidense, investigado por presuntamente haber presionado a Ucrania con fines electorales, aseguró que se trata de una “caza de brujas” y hasta un “golpe de Estado”.

Las primeras audiencias públicas de la investigación de la Cámara baja de EEUU, que podrían derivar en un juicio político al presidente estadounidense, Donald Trump, comenzaron este miércoles en medio de una gran expectación y con la presencia de centenares de periodistas.

Se trata de las primeras audiencias sobre un juicio político a un presidente de EEUU en dos décadas, desde que Bill Clinton (1993-2001) tuviera que responder sobre su relación con la becaria de la Casa Blanca Monica Lewinsky, un proceso del que salió absuelto.

“Estas son las primeras audiencias públicas”, dijo dando inicio a esta fase el legislador demócrata Adam Schiff, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, citado por la agencia de noticias EFE.

Las audiencias comenzaron a media mañana (hora local) con los testimonios de dos diplomáticos: William Taylor, encargado de los asuntos estadounidenses en Ucrania, y George Kent, alto funcionario del Departamento de Estado para asuntos Europeos y Eurasiáticos, informó la agencia de noticias ANSA.

Trump denunció el proceso por el cual está siendo investigado por presuntamente haber presionado a Ucrania con fines electorales, asegurando que se trata de una “caza de brujas” y hasta un “golpe de Estado”.

Te puede interesar
Evo Morales teme una guerra civil en Bolivia

El posible abuso de poder por parte de Trump por su conversación telefónica del pasado 25 de julio con el presidente ucraniano, Vladimir Zelenski, en la que pide a su homologo que haga lo posible para que la Fiscalía investigue al ex vicepresidente Joe Biden y su hijo Hunter.

El presidente republicano prometió que se vengará en las urnas en las elecciones de 2020, donde espera lograr la reelección por otros cuatro años.

Trump es el tercer presidente en la historia de Estados Unidos en estar amenazado por un procedimiento de destitución, pero ninguno ha sido apartado de su cargo.

Comentar
- Publicidad -