Laprida vs Palazzo: Los dos estuvieron cerca

Laprida vs Palazzo

Laprida vs Palazzo: En el sintético de Huracán, Laprida y Próspero Palazzo empataron en uno. Joaquín Villarroel anotó en el primer tiempo para el Aguilucho y a poco del final, igualó Julio Contreras. Gerardo Salas se fue expulsado en el complemento.
Los tres puntos se podrían haber acomodado en la mochila de cualquiera de los dos. Con distintos fundamentos, pero con un mismo fin, la victoria rondó por los dominios de uno y otro.

Palazzo se sintió cerca de la victoria porque el empate llegó a cinco minutos del cierre, cuando ya faltaba poco para finiquitar otra victoria que lo hubiera dejado a un pasito del título del Torneo Final.

Laprida podría haber sido el ganador si la certeza en la definición se hubiera transformado en virtud. Antes del empate, dispuso de seis situaciones muy claras de anotar -cuatro veces Sebastián Tureo y dos de Alan Nancuante-, pero careció de precisión.

Por esas razones, ambos pudieron festejar en la cancha del Globo. No hubo ganador, pero también por las mismas razones expuestas, hasta hubo conformidad por el resultado. Palazzo porque fue superado en varios momentos del juego y Laprida porque estuvo a punto de perderlo.

La unidad sumada, en definitiva, les sirve a ambos. Al Aguilucho para consolidar la diferencia porque Roca perdió y Oeste empató, mientras que a Laprida, el punto ayuda a resistir en la pulseada para evitar la Promoción.

Pudo ser para cualquiera

Una de las razones por las que Laprida no pudo anotar más de un gol fue por la muy buena tarea de Marcelo Mamaní en los tres palos. En Laprida, cada vez que la pelota pasaba por Sebastián Tureo, daba la sensación que podía pasar algo distinto. Al delantero del Verde le faltó acompañar esa incidencia con efectividad frente a los tres palos.

Te puede interesar
Tiro Federal y Universitario protagonizaron un pobre empate

Los dos goles llegaron sobre el final de cada tiempo. El del Aguilucho fue un canto al potrero y la repentización. Porque a los 41 minutos, hubo una falta en tres cuartos de cancha, sobre el andarivel derecho. La zurda de Emiliano Lúquez actuó rápido, por antes de que se acomode la línea de fondo de Laprida metió una asistencia deliciosa a Joaquín Villarroel. El goleador del torneo la bajó en el área con tal sensibilidad que quedó de cara al gol, definiendo bajo ante el achique de Matías Armoya.

Y el gol del empate se basó en la enjundia, en el carácter. Porque ya quedaba poco y Laprida llenaba de centros las inmediaciones del área del Aguilucho. En una de esas pelotas aéreas, Darío Moreta pivoteó en la línea del área grande, casi cayéndose tocó hacia atrás para Julio Contreras, quien metió el derechazo goleador.
Fue empate, pero pudo ser para cualquiera de los dos.

Te puede interesar: Fútbol “C”: empate entre Stella Maris y San Martín

Comentar
- Publicidad -