Estiman que el nuevo cepo reducirá en un 80% las compras de dólares

La demanda de dólares podría pasar a niveles menores de u$s 500 millones al mes, desde los u$s 2900 millones previos a las nuevas medidas.

Por la implementación del cepo reforzado, la demanda de dólares billete caerá aproximadamente en un 80%. De esta manera, el Banco Central (BCRA) logra su cometido de cuidar las reservas hasta el 10 de diciembre. Aun así, la tensión sobre el tipo de cambio seguirá intacto y se vislumbrará sobre la ampliación de la brecha, sobre todo en un contexto en el que los pesos disponibles no irían hacia instrumentos de deuda de corto plazo.

Según estimaciones privadas, el recorte a u$s 200 del tope a las compras mensuales de personas físicas, es esperable que la demanda de billetes muestre una fuerte contracción en los próximos meses. De esta manera, el BCRA logra cortar el drenaje de reservas, buscando cuidar las mismas de cara a la asunción del presidente electo, Alberto Fernández. Analistas proyectan que la demanda de billetes podría colapsar a niveles debajo de los u$s 500 millones al mes.

Los analistas de Banco Mariva señalaron que antes de la imposición de la compra de dólares por hasta u$s 200 mensuales, habían estimado escenarios de dolarización que oscilaban entre u$s 2300 y u$s 5500 millones por mes y que ahora se redujeron a niveles de u$s 500 millones por mes.

Por su parte, Nery Persichini, head de estrategia de GMA Capital detalló que la entidad dirigida por Guido Sandleris puso en marcha la maquinaria no solo para “llegar” al 10 de diciembre sino también para preparar el terreno para la economía “albertista.

Te puede interesar
Las prepagas le ganaron a la inflación, pero dicen que enfrentan una "situación extrema"

“El cambio de timón fue evidente. Se avanzó con la idea de ´cuidar las reservas´ y así se endureció el control de cambios, tal como todo el mercado descontaba. Dado que el límite de compra ahora es u$s 200 por homebanking y u$s 100 en efectivo, el BCRA bajaría la demanda de dólares para atesoramiento en el MULC desde los u$s 2900 millones mensuales en septiembre hasta u$s 340 millones”, explicó.

Un control cambiario más estricto naturalmente tiene un objetivo claro que es el de cuidar las reservas internacionales del BCRA. Desde las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias de agosto, las reservas mostraron una caída cercana al 35%, sin embargo, en las últimas jornadas, las reservas lograron cierta estabilidad, para rondar los u$s 43.380 millones.

Para los analistas de Portfolio Personal Inversiones, las reservas podrían continuar sufriendo, incluso con un cepo hard. De todos modos, las restricciones de compra de billetes hace que el goteo sea sensiblemente menor.

“Esperamos que en el corto plazo las mismas retomen el sendero negativo por dos vías: principalmente el pago de la deuda y en menor medida por la salida de depósitos, mientras que las compras de dólares del BCRA podrían ayudar a comprimir la futura caída”, dijeron.

Comentar
- Publicidad -