Presbifonia: Nuestra voz también envejece

Presbifonia: Nuestra voz también envejece

Pesbifonia. Es el fenómeno de envejecimiento de nuestra voz. El prefijo “presbi” significa envejecimiento, así la palabra presbiacusia se refiere a la pérdida de audición que ocurre con el transcurso de los años y la presbifonia se refiere a los cambios de la voz en la vejez.

A medida que envejecemos nuestros músculos también lo demuestran ya que hay pérdida de masa muscular y las cuerdas vocales están compuestas de músculo, se produce una atrofia, a eso se suma disminución de ciertas sustancias como ácido hialurónico, elastina, colágeno, sequedad generalizada, cambios hormonales que tienen incidencia en nuestra voz,

Hay alteración en los cartílagos de la laringe, nuestra capacidad respiratoria no es la misma de los jóvenes, a veces se asocia con presbiacusia que como mencioné anteriormente provoca que disminuya nuestra audición y eso hace que no percibamos adecuadamente si estamos hablando elevando nuestra voz, o hablamos con personas que no escuchan y debemos gritar.

Hay mucho que podemos hacer

Dejo de lado las disfonías en las cuales se agregan otros factores como tabaco, alcohol, alergias, reflujo gastroesofágico, etc. Me refiero solo a lo que ocurre cuando envejecemos. Todo esto hace que nuestra voz en el caso de las mujeres se haga más grave, muchas cantantes al llegar a cierta edad ya no tienen el mismo registro vocal que en su juventud. Hay cambios en la intensidad vocal, cualidad vocal, extensión tonal, etc., etc.

Te puede interesar
Síndrome de "acortamiento de Isquiotibiales”

Esto trae aparejado dificultades en la calidad de vida, interacción con otras personas, porque se afecta la comunicación. A esto se pueden sumar depresión que es común en cualquier etapa de la vida y en la vejez puede acentuarse por diferentes circunstancias, lo importante que quiero remarcar es que si bien son cambios que debemos aceptar que vienen de la mano de la vejez, hay mucho por hacer.

Desde insistir en una muy buena hidratación, beber entre 1 litro y medio y 2 litros de agua al día, evitar el cigarrillo, si hay acidez, alergias, sinusitis, etc., tratarlas, siempre está la posibilidad de una consulta otorrinolaringológica, tratamiento con foniatra que es el profesional adecuado para tratar nuestra voz, recurrir a psicoterapeutas, en fin no creer que es una situación que no tiene solución, ya que lo importante es enfrentar estos cambios, aceptarlos, pero saber que podemos hacer algo para mejorar.

Otra notas de interes: “Cuidado con los auriculares”

 

Por: Dra. Silvia Arizcuren (ORL MP 988)

Comentar
- Publicidad -