Fue un éxito la Zumba Solidaria a beneficio del Hospital Regional

En las instalaciones del Centro Cultural de Comodoro Rivadavia, se llevó a cabo el pasado domingo 3 de noviembre por la tarde y con total éxito una nueva edición de la Máster Class Solidaria, actividad efectuada a beneficio del Hospital Regional.

Andrea Wynbergh, una de las instructoras a cargo del encuentro y organizadora, en diálogo con Crónica primeramente recordó que este tipo de eventos comenzaron a desarrollarlos en la ciudad el 24 de octubre de 2015 y desde ese momento, no se detuvieron.

“Son 5 años que la comunidad se solidariza y nos acompaña en este evento tan importante, siendo conscientes por las necesidades que pasa el nosocomio y es ese el motivo, además de venir a pasar un rato distinto y divertido”, recalcó.

En esta oportunidad, la actividad contó con la coordinación de los instructores Nahuel Calabuig, Gladys Bordón, Verónica Flores, Lorena Vieyra, Graciela Duré, Luz Sosa, Miriam Pulgar, Milgrados Danzo Bigar, Cintia Balcón, Florencia García, Jornada Carrazana, Dafne Carrillo, Claudia Inalaff, Roxi y Andrea Wynbergh.

Buena concurrencia y colaboración

“Tuvimos una buena concurrencia, aunque siempre puede ser mejor cuando se trata de colaborar por nuestro Hospital, el cual es de todos y como pienso debemos ayudarlos entre todos más allá de cualquier prejuicio, porque siempre tiene las puertas abiertas para cualquier persona que se acerque”, agregó.

Te puede interesar
Estacionamiento medido: también cobrarán en la costanera

Por otro lado, Wynbergh manifestó que la recaudación de elementos como gasas, algodón, pañales para niños y adultos, leche en polvo, alcohol, cinta adhesiva hipoalergénica y productos de limpieza entre los que se destacaron lavandina, desodorante para piso y trapos fue buena, más que en otras oportunidades, los cuales se entregaron una vez culminada la Máster a la supervisora de turno.

“Debo destacar la gran colaboración de los Boy Scouts que estuvieron presentes recibiendo y haciendo recuento de todo lo donado, a la gente del Centro Cultural porque para ellos jamás existe un imposible, siempre dispuestos a brindarme la mano que necesito. A la señora María Alejandra Zimmerman y todo su staff. También a todos los que nos donaron regalitos para realizar el sorteo al final de la actividad. Las palabras sobran en este momento, cada año mi corazón se inunda de gratitud y me quedo más que satisfecha”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -