Intentan asaltar a los tiros en un antiguo almacén

Un legendario comercio que desde hace varias décadas se sitúa entre los límites de los barrios 13 de Diciembre y José Fuchs fue el elegido por delincuentes armados para asaltarlo en la tarde de ayer. Tras sonar la alarma y mientras su cómplice escapaba por la puerta de salida, un asaltante efectuó un disparo en el interior y seguidamente destrozó el ventanal de la puerta restante que solo se abre desde afuera.

Justamente, este delincuente que se arrojó hacia afuera en forma de tackle rugbístico olvidó los anteojos negros con los que había ingresado.

Efectivos policiales de la Comisaría Segunda y de la División Policial de Investigaciones se encontraban abocados a dilucidar el caso de unos delincuentes que huyeron en un automóvil azul oscuro que habían dejado estacionado en la calle Juan de Garay.

Tentativa de asalto y disparo en “La Estrellita”

Ocurrió a las 19:30 cuando los dos delincuentes irrumpieron en el Autoservicio “La Estrellita”, situado sobre calle Tierra del Fuego 220, entre calles Tacuarí y Juan de Garay. En el lugar se encontraban algunos de los familiares que desde hace décadas trabajan el local comercial dedicado a la venta de artículos comestibles de almacén, verdulería y carnicería, de la familia Rasgido.

Mientras los damnificados se entrevistaban con los efectivos policiales que llegaron al lugar, Crónica pudo hacerlo con dos testigos, vecinos de la cuadra que alcanzaron a divisar a los delincuentes en su escapada.

“Encañonaron al dueño y al hijo que trabaja con él, eran tres y los esperaba un auto negro estacionado ahí (decía una testigo señalando la calle Juan de Garay que antecede a la avenida Figueroa Alcorta, por donde huyeron); escuché el ruido del vidrio destrozado y vi al delincuente que corría con un arma en la mano; antes se había escuchado un disparo”.

Te puede interesar
Lo detuvieron por un intento de robo y tenía pedido de captura

En tanto otro testigo, un joven que estaba próximo a ingresar a comprar señaló características físicas y vestimentas de los delincuentes. “Uno era grandote y medio robusto, el otro flaco y me parecía que llevaba puesta una camiseta del Barcelona; le vi el arma al grandote, era un revólver de calibre grande. Al principio pensé que era un chico que trabaja acá, pero cuando le vi el arma me di cuenta que no”.

Los sujetos al parecer no alcanzaron a llevarse nada: el que se tiró hacia la vereda rompiendo el vidrio lo hizo por desconocer que dicha puerta se abre solo de afuera y por donde se ingresa a las góndolas, luego hay otra puerta de salida que pasa cerca de la caja registradora.

“No sabemos muy bien los detalles, pero al parecer no alcanzaron a llevarse nada” señaló en breve diálogo el comisario Martínez, segundo Jefe de la Comisaría Segunda mientras salía de patrullaje en busca de los delincuentes que se movilizaban al parecer en un viejo Ford Focus color azul oscuro o negro y cuya terminación numeral de la patente habría sido aportada por testigos a los investigadores policiales.

Al cierre de esta edición encontraron el auto abandonado en zona de quintas con las luces encendidas.

Comentar
- Publicidad -