Empate entre Saavedra y Nueva Generación

Saavedra y Nueva Generación

Saavedra y Nueva Generación: Demasiado viento. La fiereza de “Eolo” se hizo notar y fue por lejos el principal protagonista de una tarde de futbol. Algo tuvieron que ver los jugadores, pero mucho más la inclemencia del tiempo, que conspiró durante todo el desarrollo del partido. Era difícil mirar, mucho más jugar.

Arrancó con un despliegue enorme Nueva Generación que se puso rápidamente en terreno de Saavedra para posicionarse de medio campo hacia arriba, donde comenzaron a predominar las acciones ofensivas de Pablo Amaya y Germán Pintos, además de una labor en el medio que comandaban Leonardo Tula, Demian Tovagliari y Lucas Miranda. Apenas doce minutos y el primer festejo del visitante, tras una asistencia de Tula para Amaya, éste habilita a Pinto que remató por calle central para anotar el primero. Sobre 22 minutos Pablo Amaya decreto el segundo de penal, para ser en ese primer tramo del juego, el claro dominador de las acciones y con posibilidades de aumentar esa ventaja de dos a cero, contabilizando un rebote que Selva desperdició casi en la puerta del arco.

Poco y nada había llegado Saavedra al arco de Legue, cuando Leonardo Bustamante aprovechó muy bien un rebote y puso el descuento. Saavedra se despertó de la siesta de los primeros 20 minutos y fue emparejando el juego y sus acercamientos al arco de Legue.
Con viento en su favor, Saavedra fue emparejando el partido y llegando mucho más hacia el arco de Ezequiel Legue. Un rechazo defectuoso (el viento influía demasiado en las acciones) cayó en poder de Bustamante, que habilitado mete un envío por arriba del arquero. El juego estaba empardado. La lucha y tenacidad por disponer la pelota era la labor equipos que ponían mucha gente en la zona de medio campo.

Te puede interesar
Fútbol Reserva “C”: Stella Maris acaricia el título

Pudo ser para cualquiera

Pablo Amaya, nuevamente el jugador mas desequilibrante en Nueva Generación, llega al empate anotando en un rebote corto que puso arriba al visitante por tres a dos.

Promediando el segundo tiempo, salta un defensor y un atacante dentro del área de Nueva Generación, pitando el árbitro Juan Díaz la pena máxima. Quedaron dudas, puesto que uno y otro jugador saltaron en disputa de la pelota. Cumplió la falta el central Adrian González para determinar el tres a tres.

Después se luchó mucho más de lo que se jugó. Pudo ser para cualquiera porque ambos, especialmente Nueva Generación, intentaron jugar y en algunos pasajes, pese a la intensidad del viento, se hilvanaron jugadas con tres o cuatro toques. Fue empate tres a tres.

Ariel Fornerón entrenador de Saavedra dijo en el final, “creo que merecimos un poco más, de todas maneras todavía estamos en el lote de los que pelean arriba”.

Comentar
- Publicidad -