Presidente del Concejo Deliberante de Deseado denuncia golpe institucional

Desde el comité radical aseguran que el intento golpista obedece a una devolución de favores por un reparto de cargos.

Puerto Deseado, (C).- Fue luego de que tres concejales afines al actual intendente Gustavo González presentaran una resolución solicitando que se revoquen las autoridades de ese cuerpo deliberativo con el actual presidente Juan Raúl “Pirri” Martínez a la cabeza por “comprometer el presupuesto municipal”. El pedido causó sorpresa en la comunidad ya que apenas falta un mes para que se produzca la jura de los nuevos concejales.

En diálogo con Crónica, Martínez comentó que lo que originó el pedido de destitución comenzó con la solicitud de un aumento del 40% destinado a los trabajadores legislativos que incluso ya había sido acordado por unanimidad en anteriores sesiones y solo faltaba que fuera aprobado.

“Desde el mes de agosto que venimos trabajando en una mesa negociadora para un aumento salarial de los empleados del Concejo Deliberante que está establecido en nuestro reglamento interno, y logramos un acuerdo el 3 de septiembre en esa mesa y por cuestiones administrativas el Ejecutivo no enviaba información por lo tanto no pudimos tratar antes, luego sorpresivamente los concejales que habían firmado para que salga este aumento no asistieron y no dieron quórum en tres oportunidades, finalmente conseguimos el quórum y se pidió que el pedido de aumento vuelva a la comisión para seguir trabajando y el día miércoles cuando teníamos sesión ordinaria, ahí los concejales, el señor Yaco González y las señoras Mansilla y Games salieron a pedir que se revoquen las autoridades por comprometer el presupuesto del Concejo Deliberante lo cual es falso porque el aumento aún no se otorgó”, indicó Martínez.

Te puede interesar
Con un desfile, la Policía culminó sus festejos de aniversario

Trabajadores en el medio

El edil aseguró que “la resolución presentada para destituirme como presidente no tiene ningún fundamento, y hoy los grandes perjudicados son los trabajadores del Concejo Deliberante”, argumentó. Y tras calificar como un golpe institucional el pedido de destitución, Martínez anticipó que ya solicitó una reunión con el intendente Gustavo González para que le explique el motivo por el cual se pide su destitución ya que los concejales que impulsan la medida admitieron que obedecían órdenes del propio González.

Por su parte desde UCR local enviaron a los medios un documento firmado por el presidente del Comité, Julio César Millaldeo quien asegura que “el intento golpista solo obedece a arreglos personales de secretarías y cargos como retribución de favores realizados”.

Comentar
- Publicidad -