El padre de “la china” Cuellar dará una charla esta tarde

La jornada “Ni una menos en las cárceles” contará con la presencia de Alfredo Cuellar quien contará sobre su lucha por justicia para su hija, encontrada muerta en la cárcel de Ezeiza.

La jornada “Ni una menos en las cárceles también” se realiza esta tarde y contará con la participación de Alfredo Cuellar, padre de Florencia, una joven que murió en la cárcel de Ezeiza en 2012. La invitación será a las 17 horas en la Biblioteca De la Tierra (Huergo 1379) con entrada libre y gratuita.

Florencia “la China” Cuellar fue la única imputada por un enfrentamiento callejero entre dos bandas de adolescentes y la condenaron a seis años de prisión cuando tenía 19 años. Tras la violencia que recibían en el penal de parte de otras internas y de la policía, la joven armó un grupo de compañeras con las cuales se organizaron para repeler los abusos y darse contención.

El 23 de diciembre de 2012, cuando ya había cumplido cuatro años de detención, Florencia apareció muerta en su celda. A pesar de los golpes en su cuerpo, el Servicio Penitenciario Federal dijo que se trató de un suicidio. “Dijeron que se había colgado con un cordón de zapatilla, cosa físicamente imposible dado que Florencia pesaba más de ochenta kilos” dice su padre y denuncia que a su hija la golpearon y dejaron que muriera.

Te puede interesar
Emergencia climática: investigarán a funcionarios y empresarios

Cuellar pelea por el avance de la causa

Desde entonces Cuellar pelea por el avance de la causa por el esclarecimiento de la muerte de su hija, sostiene que el asesinato no fue casual ya que “la tenían marcada” porque resistía y reclamaba ante los abusos y torturas, además que en esa cárcel fueron nueve las mujeres que murieron de manera similar entre 2009 y 2013. Así, el padre se convirtió en un militante por su hija y por los presos que padecen la violencia en las cárceles, centrándose principalmente en las cárceles de mujeres.

Por denunciar y pedir justicia, tanto él como su familia han sufrido persecuciones y amenazas. Alfredo fue secuestrado y golpeado en más de una ocasión, sus hijos y allegados detenidos y agredidos por la policía. Pero Alfredo continúa tratando de difundir y visibilizar no solo el caso de su hija sino también lo que sufren a diario miles de personas por parte de las fuerzas.

Comentar
- Publicidad -