Transportistas se unen como anticipo de la fusión de la CGT

La CATT, que nuclea a colectiveros, ferroviarios, camioneros, aeronáuticos y portuarios, ya le pidió una reunión a Alberto Fernández.

Los gremios del transporte se unificaron ayer bajo un solo sello, como antesala de la eventual fusión de la CGT que estimula Alberto Fernández para encaminar un eventual acuerdo económico y social en el arranque de su gestión. La reorganización de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT) se enmarca en otros gestos entre los sindicatos y el presidente electo que dan cuenta de una alianza con las organizaciones gremiales más tradicionales.

La vuelta a la CATT de media docena de organizaciones que se habían apartado durante el gobierno de Cristina de Kirchner se encontraba en proceso desde hacía meses y sólo esperaba la definición de la elección nacional para concretarse.

Como primer acto, los integrantes del sello le pidieron ayer formalmente a Alberto Fernández visitarlos, tal como hará el 8 de noviembre con la CGT en un plenario de secretarios generales en su sede, en Azopardo 802, para presentarle como propuesta un plan integral para el fortalecimiento de la actividad.

Pese a que se trataba de un movimiento anticipado, la jerarquización de la CATT termina de darle solidez a un sello sindical que cuenta con un poderío potencial similar al de la propia CGT al contener a los sindicatos del transporte público de pasajeros junto con los responsables del movimiento de la inmensa mayoría de la actividad económica. De hecho, tras convencerse de que conquistar la CGT será casi una quimera, el camionero Hugo Moyano intentará en los próximos meses engrosar su influencia entre los sindicatos transportistas.

En lo formal, la principal novedad ayer fue la reincorporación a la CATT de los taxistas de Omar Viviani, de la Unión Ferroviaria, de Sergio Sasia (en rigor había vuelto meses atrás pero quedó formalizado) y del Centro de Capitanes de Ultramar, de Marcos Castro, junto a otros cinco sindicatos. Todos ellos se habían retirado del espacio como coletazo de una de las rupturas de la CGT: en 2013, y alineado a la entonces CGT oficial, de Antonio Caló, el taxista Omar Viviani formó la Unión General de Trabajadores del Transporte (UGATT) para rivalizar con la otra organización, por entonces hegemonizada por Moyano.

Te puede interesar
El Frente de Todos celebra el "Día de la Militancia" y premia a dirigentes

La organización de transportistas tiene como líderes a Omar Maturano (maquinistas de trenes, La Fraternidad) y Roberto Fernández (colectiveros, UTA) y como jefe formal al portuario Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento). Otro eje es Camioneros, representado por Omar Pérez, mano derecha de Moyano, junto al secretario de prensa, Juan Pablo Brey (Aeronavegantes), y más cerca en el tiempo volvió a frecuentar sus actividades el piloto de aviones Pablo Biró (APLA). Lo completa una treintena de gremios del transporte carretero, aeronáutico, fluvial y ferroviario.

La formación este año del Frente de Todos, primero, y la elección de Alberto Fernández, después, terminaron de diseñar la reunificación. Y se presenta como anticipo de lo que el propio mandatario electo pretende para la CGT para facilitar un entendimiento de largo aliento con los sectores empresarios. El mandatario electo se convirtió en el principal fetiche para todos los sectores sindicales: ayer Héctor Daer almorzó con Fernández en la previa al plenario de la semana que viene en la CGT.

Pero al igual que la CGT, la CATT no está exenta de una pulseada interna. Al bloque que conforman Maturano, Fernández y Schmid se le opone, de manera sutil, por ahora, el que encarnan Moyano y Brey junto al Sindicato de Marítimos (SOMU), de Raúl Durdos, y al guinchero Roberto Coria, entre otros.

La reaparición en ese escenario de Viviani -un lobista consecuente de todo el arco sindical- puede modificar el equilibrio interno luego de haber protagonizado, meses atrás, una reconciliación histórica con Moyano. El taxista fue escudero incondicional del camionero por años hasta la ruptura con Cristina de Kirchner del camionero, y recién en junio pasado se reencontraron.

Comentar
- Publicidad -